Categorías
Oryon Universal

Entrevista a Victor Giné, CEO de Oryon Universal

«Es muy fácil hablar de innovación, pero pocos la ejecutan de manera eficiente. En Oryon Universal lo tenemos claro: vamos a pasar del thinking al doing y con nuestro método validado»

Victor Giné (1982) es un empresario e inversor que ayuda a grandes corporaciones en procesos de innovación. Además, también es consejero de diversas startups. Diplomado en Empresariales y Licenciado en Derecho, cuenta con un MBA en Dirección de marketing y ventas. Con una larga trayectoria como Director Ejecutivo y consultor en innovación en diferentes sectores y compañías, es consejero e inversor en diversas startups y empresario del sector salud. Ahora es CEO de Oryon Universal, un reto que considera apasionante y con un lema: executing innovation.

Victor, ¿cómo surge la idea de crear Oryon Universal?

Básicamente Oryon Universal surge de la necesidad de conectar la gran corporación con la startup. Para la gran mayoría de la población puede llegar a ser dos mundos y dos ecosistemas tan cercanos y lejanos a la vez. Por un lado, la corporación destaca por tener solvencia financiera, poca creatividad y lentitud en toma de decisiones. La startup, por otro lado, es creativa, tiene poca solvencia financiera, mucha escalabilidad y mucha rapidez. Dos idiomas, dos mundos, dos ecosistemas que se complementan.

Hace dos años, tras una experiencia profesional en la compañía INDRA, detectamos la necesidad de conectar estos dos mundos a través de una plataforma que pudiera hablar ambos lenguajes y a la vez enlazarlos. Así nació Oryon Universal como idea. Posteriormente lo adaptamos, reformulamos y hace un año que estamos en pleno funcionamiento. Entre proveedores, partners y trabajadores somos más de 50 personas involucradas en un proyecto con ambición internacional, con presencia en Telaviv.

¿Qué valor añadido ofrece Oryon respecto a otras compañías?

Respecto a las startups, Oryon Universal ofrece un servicio 360 de acompañamiento que tiene un elemento estrella: el techequity, que consiste en ofrecer tecnología a cambio de participaciones en el proyecto, ya que es la gran barrera de entrada para los emprendedores debido a su elevado coste. Lo que pretende Oryon a través del techequity es facilitar a la startup la posibilidad de crear un producto viable mínimo (MVP, del inglés Minimum Viable Product) a un precio muy reducido, capitalizando parte del coste con participaciones. No obstante, siempre bajo la premisa de que sea una startup con talento.

“Oryon Universal surge de la necesidad de conectar la gran corporación con la startup”

Ofrecemos servicios legales (muchos proyectos no le dan la importancia que requiere), management y control financiero estratégico para planificar una hoja de ruta para rondas de inversión. A todo esto le añadiría empatía, ya que hablamos el lenguaje del emprendedor y le acompañamos en toda la parte humana. Siempre decimos que cuando un emprendedor quiere sacar adelante un proyecto tiene dos enemigos. El primero, su entorno y a veces el más cercano. Y, el segundo, su propia cabeza, ya que lucha contra un estilo de vida que no es fácil y requiere de aceptar una soledad inevitable. En muchas ocasiones sienten soledad extrema, ya que no pueden hablar con sus empleados, con su familia y con sus amigos. En Oryon Universal nos gusta hablar de soledad acompañada. Nadie te la va a quitar, pero Oryon te va a ayudar. Es un valor añadido.

Considero que estamos en una sociedad en la que todo el mundo habla de emprender pero nadie apoya de manera efectiva. El emprendedor es un incomprendido y no tiene apoyo. Y es que al final, el emprendedor, es la persona que crea empresas y genera riqueza en el país. Para mi, en España hay más talento que empleo. Desde Oryon Universal identificamos el talento oculto en el valle de la muerte.

¿Por qué piensas que vuestro valor es diferencial?

Porque invertimos con la corporación como partner, huimos de ser una mera consultora. Hemos creado un fondo para co-invertir con la corporación. Nos “mojamos” con ella, nos implicamos y actuamos bajo mandato de las grandes compañías para buscar o crear las mejores startups. También, como he comentado antes, queremos humanizar y profesionalizar el mundo del emprendimiento. El emprendedor es el motor de nuestra existencia y la corporación es el partner estratégico. Así de fácil.

“Respecto a las startups, Oryon Universal ofrece un servicio 360 de acompañamiento que tiene un elemento estrella: el techequity

¿Cómo ves el ecosistema del emprendedor en la actualidad? ¿Y la marca Barcelona?

Barcelona se ha convertido en una ciudad de referencia por dos motivos: las grandes  tecnológicas vienen a la capital catalana porque la mano de obra es barata y por la calidad de vida. El hándicap de las tecnológicas en los ecosistemas más prósperos del mundo es la rotación de personal. En cambio, si aquí se paga bien al trabajador, no existe fuga de cerebros o talento. De esta forma se ha fomentado la innovación en nuestra ciudad. Respecto al segundo motivo que he comentado, quiero añadir que en Barcelona se vive muy bien. En el mundo online el emprendedor es nómada y en caso de escoger una ciudad, estamos entre las primeras opciones por su alta calidad de vida.

No obstante, creo que Barcelona es un mercado no lo suficiente maduro para las inversiones en startups. Deberíamos aprender de Tel Aviv, que es la cuna de las tecnológicas y también de la cultura emprendedora que existe en Estados Unidos. Para los americanos el fracaso es un camino hacia el éxito, es decir, no lo ocultan y además entienden que es un aprendizaje. Unas veces se gana y otras se aprende. En España, fracasar es ocultar y, en algunas ocasiones, tu entorno puede ser incluso tu peor enemigo; no lo hacen con mala voluntad, es un tema cultural.

Creo que aquí existe show business: todo el mundo habla de innovación, pero poco se hace. Para mi, es imprescindible pasar del thinking al doing. Así lo queremos plasmar en Oryon Universal: executing innovation.

Comentas que apostáis por personas, no por proyectos. Explícanos.

Humanizamos y profesionalizamos el emprendedor. Buscamos personas con talento y tenemos un objetivo claro: nos centramos en los valores. Sabemos que es un tema que está de moda, pero es esencial que se demuestre en el día a día. Preferimos una persona con talento, buena persona, con una idea a mejorar, que una gran idea con equipo o persona no óptima. También apostamos por la mujer emprendedora pese a que no me gusta diferenciar sexos ya que creo en personas. Hemos cerrado un acuerdo con la asociación de mujeres business angels más importante en España, W4STEAM, más de 90 inversoras que apoyan al talento femenino.

¿Qué debe tener un emprendedor para ti?

Un emprendedor debe tener fuerza mental, equilibrio, constancia, perseverancia, resiliencia, paciencia y sobre todo conocimiento de sí mismo. También añadiría visión, estrategia, creatividad y… locura gestionada (sonríe).

Todo el mundo habla de innovación, pero poco se hace. Para mí, es imprescindible pasar del thinking al doing

¿Cuántas startups tenéis en vuestro ecosistema actualmente? ¿De qué ámbito son?

En la actualidad tenemos 450 startups que forman parte de nuestro ecosistema, contando todas las que están en nuestro radar en fase de estudio en Barcelona. Es decir, todo ello contando con partners, colaboraciones y entes que forman parte del ecosistema del puerto de Barcelona (ICIL con más de 3.000 empresas). Son de distintos sectores, exceptuando la biotecnología. Además, durante este año tenemos previsto lanzar al mercado más de 20 startups. ¡Contaremos todas las novedades en Oryon TV!

¿Qué compañías trabajan actualmente con vosotros?

En la actualidad contamos con compañías como Seidor, compañía tecnológica que supera los 500 millones de euros de facturación,  Grupo SERHS, Fabrik (Grupo Planeta), Grupo Indra o Sociosinversores. Básicamente sector food, tech, banca, logística, industria y seguros, entre otros. Estamos relacionados con más de 100 compañías entre facturaciones de 150 millones y 2.000 millones de euros.

¿Cual es la filosofía del fondo de inversión de Oryon?

Buscamos proyectos con perspectiva de generar el famoso  follow on, es decir, cuando termina la aceleración y está lista para una gran inversión. No obstante, también nos fijamos en proyectos pre-seed y seed con un buen líder, alto grado de escalabilidad y avalada por una corporación.

¿Por qué nace Pegassus Innovation Hub, el club de la innovación?

Pegassus Innovation Hub nace para fomentar la co-creación entre corporaciones. Aglutinar en un mismo ente a corporaciones sectoriales con el objetivo de incentivar un networking en materia de innovación. Nuestro objetivo es que los asociados sean CEO’s o miembros del comité de dirección de las corporaciones. Hemos creado Pegassus para dar visibilidad a todas las acciones que impulsemos con los asociados en materia de innovación.

¿Qué le dirías a una corporación o startup que quiere trabajar con Oryon?

En primer lugar le diría a una corporación que en Oryon Universal tenemos una metodología propia, muy clara, efectiva, de compromiso y con ambición internacional, tanto en scouting como en la internacionalización estratégica de las startups que lancemos. Pienso que les ayudamos a ejecutar mediante una estrategia de innovación lo que no saben hacer. Les ayudamos a ejecutar la innovación de manera efectiva y con menor riesgo.

Asimismo, le explicaría a una startup que la acompañamos en todos los procesos de crecimiento de su proyecto con el objetivo de que se tomen las decisiones adecuadas y pueda conectarse con partners y clientes estratégicos. Tratamos de empatizar y alinearnos con su visión estratégica. Invertimos con dinero, con trabajo y con valores.

¿Qué es lo más importante que has aprendido durante tu trayectoria profesional?

Lo tengo clarísimo: “nadie es tan malo ni nadie es tan bueno”. La mayor derrota es darte por vencido, pero debes también pensar si realmente vale la pena luchar; no siempre es fácil verlo. Uno tiene que conocerse, autogestionarse y no es fácil.

Además añadiría otros dos consejos: “la única regla general es que no hay ninguna” y “lo que hoy vale, mañana no”. El mejor avalador de tu talento eres tú mismo, porque si no crees en ti mismo, tu propia persona, nadie lo hará. Como bien decía Platón “Yo solo sé que no sé nada” y, en mi caso, cada día aprendo de mi equipo, sin duda el mayor activo de Oryon Universal y mi mejor leal apoyo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *