Categorías
Startup

4 lecciones positivas para startups en tiempos de coronavirus

Que las startups son uno de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus y el confinamiento de la población, no es ninguna novedad. Principalmente porque las inversiones han frenado en seco y parece que tardarán meses en recuperarse. Es más, el 20% de emprendedores cree que su proyecto no sobrevivirá si se alarga el estado de alarma, según los últimos estudios. Se trata de compañías que invierten gran parte de sus ganancias en crecer y disponen de poca liquidez.

Sectores como el turismo, las experiencias, los eventos o la movilidad han salido perjudicados, mientras que la telemedicina, educación, fintech, realidad virtual o telepresencia han salido más que reforzados. Incluso con más usuarios y ventas.

En Oryon Universal nos gusta ver el lado positivo de las cosas, siempre que sea posible. Creemos que de una crisis podemos sacar lecciones y, con suerte, reinventarnos. Por este motivo presentamos 4 lecciones positivas para startups en tiempos de coronavirus:

1. Acciones orientadas a generar un impacto positivo durante la crisis, generar marca y responsabilidad social ante un frente común

La mayoría de startups o unicornios no habían prestado, anteriormente, servicios en el sector público, como por ejemplo Cabify, Glovo o Badi. En estos momentos han encontrado formas creativas para estar al lado de los más afectados, como por ejemplo trasladar enfermos al hospital, transportar medicamentos o comida en hogares. O, incluso, en el caso de Badi, reservar 400 habitaciones libres en Barcelona para profesionales del sector sanitario que llegaban a la ciudad para ayudar a combatir el coronavirus.

También ha sido habitual en las startups ofrecer conocimientos gratuitos, eliminando cualquier barrera de pago. Podemos encontrar startups como la catalana Copernic, que es una plataforma de gestión de proyectos y desde el inicio de la pandemia ha ofrecido contenidos gratuitos a clientes. O Polaroo, que ha puesto a disposición de todos los consumidores, autónomos y pymes todos sus servicios de manera gratuita. Su labor: optimizar y unificar los gastos recurrentes de servicios como electricidad, gas, agua o internet.

Asimismo, lo vemos ejemplificado en los webinars, contenido formativo en formato vídeo que se imparte a través de internet, que ha permitido demostrar su experiencia y a la vez reforzar su marca. Ha ocurrido con Happy Force, startup que permite la medición continua y anónima del clima de tu empresa y, en tiempo real. Primordial para estos días. Se han lanzado a ofrecer webinars sobre la transición al teletrabajo, apoyado en un espacio colaborativo para compartir consejos, soluciones y buenas prácticas.  

2. El teletrabajo ha llegado para quedarse

Que una parte de las grandes corporaciones no estaba preparada para afrontar el teletrabajo de sus trabajadores es un hecho constatable y que ha permitido aprender de ello sobre la marcha. Si nos volvemos a encontrar con un rebrote del coronavirus, estaremos más preparados, con planificación y protocolo a seguir. Así lo comentaba en un artículo de Expansión la periodista Montse Mateos: “Trabajar en remoto no es ajeno para los miles de profesionales de grandes compañías, pero éstas se enfrentan a un desafío insólito: gestionar a toda su plantilla en remoto, confinada en sus casas y por tiempo incierto”.

No es el caso, en cambio, de las startups. La mayoría de ellas ya apostaban por el teletrabajo y era habitual conectarse en remoto con los compañeros. Por lo tanto, han podido seguir con el día a día. Lo más preocupante, para ellas, es evidentemente la paralización de las inversiones. No obstante, programadores, diseñadores, ‘marketianos’ o fundadores siguen al pie del cañón. La creatividad no tiene límites, así como tampoco coger aire y reorganizarse. 

3. Transformación digital de la sociedad

La población de más edad y senior se ha digitalizado a marchas forzadas debido a la situación excepcional. Utilizar programas de videollamada, asistencia a formaciones online o tutoriales es cada vez más habitual. Es un público que las startups deberán tener en cuenta y, que en la mayoría de casos, abrirán nuevos horizontes.

Lo comentaba Pau Martí, Legal Manager & Fundraising Oryon Universal, en una publicación sobre la oportunidad que suponía el COVID-19 para el sector legal y la transformación digital. Casos de éxito como Milcontratos.com, para la automatización de contratos, o, incluso, servicios legales online para la población que lo requiere, a través de Abogados para tus deudas, lo avalan. 

Otra iniciativa muy interesante es la de Oriol Segarra, que junto a un equipo ha presentado Subimos Persianas, una plataforma sin ánimo de lucro donde los negocios sin presencia online pueden seguir generando algunas ventas en estos meses difíciles. 

4. Reinventarse y dejar volar la imaginación

Durante estos días escuchamos en los medios de comunicación que estamos ante una crisis que podría ser peor que la de 2008. En Oryon Universal nos gusta hablar de reinvención y adaptarnos a las circunstancias.

Un claro ejemplo es Nannify, que era una app nacida el 2018 que conectaba a “canguros” con familias. Actualmente está experimentando un enorme boom en pleno confinamiento por el coronavirus. Y es que ha reinventado su negocio y ofrece canguros a distancia que dan clases de yoga, programación, guitarra, canto, dibujo o matemáticas, y ha disparado su facturación: este mes va a ingresar lo mismo que en todo el año pasado.

Es más, hablando del mercado internacional y a grosso modo, ¿sabías que el 2008 nacieron startups realmente exitosas como WhatsApp, Instagram, Slack, Airbnb, Pinterest o Uber? Los emprendedores no tenían nada que perder en una situación realmente complicada. Simplemente dejarse llevar y confiar en una idea que cambiaría el juego. Y, por supuesto, que lo ha cambiado.

Categorías
Destacados Innovación Legaltech

¿COVID-19, oportunidad para la transformación digital del sector legal?

A lo largo de los últimos años, el sector legal está viviendo una verdadera revolución (digital). Progresivamente las herramientas tecnológicas han ido entrando en la industria legal, introduciendo agilidad y eficiencia en la prestación de los servicios legales de toda la vida, incluso algunas soluciones las han sustituido. Palabras como blockchain, smart contracts o inteligencia artificial son vocablos cada vez arraigados al vocabulario de los juristas.

En estos días en los que nos está tocando lidiar con una situación extraordinaria debido a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus, se ha acentuado la necesidad de contar con herramientas que permitan al sector legal avanzar y no detenerse. No olvidemos que el sector legal, y concretamente el judicial es esencialmente placista, es decir: los plazos importan y mucho. Sin lugar a dudas, esta crisis va a afectar a la economía global y, por ende, el sector legal también va a atravesar un período de recesión.

“Los momentos de crisis son oportunidades para la innovación. En momentos complicados es cuando hay que reinvertarse y encontrar fórmulas para hacer cosas distintas.”

¿Cómo está afectando esta situación al sector legal?

Durante el estado de alarma se ha paralizado prácticamente el sistema judicial, excepto las guardias y algunos procedimientos. Así, por ejemplo, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial determinó el pasado 18 de marzo que “no procedía en ningún caso la presentación de escritos procesales de manera presencial, limitándose la forma telemática (LexNET) a aquellos procedimientos y actuaciones procesales declaradas urgentes e inaplazables por las instrucciones y acuerdos del órgano de gobierno de los jueces”.

De este modo, las actuaciones de los abogados se han visto radicalmente reducidas y, consecuentemente ¿ajustes de personal? Se ha optado por varias fórmulas para paliar la falta de ingresos derivados de las actuaciones judiciales, como por ejemplo: reasignación de abogados entre áreas, contención salarial o no distribuir beneficios.

No todo son ‘malas noticias’, algunos abogados de firmas reputadas han declarado que el teletrabajo está funcionando en el sector legal. De hecho han surgido algunas iniciativas especialmente diseñadas para abogados de firmas pequeñas y medianas como la impulsada por Legaler, que se define como ‘Smart Communication for Legal”, que ofrece el plan Active de forma gratuita durante 12 meses para facilitar el teletrabajo. Con la ayuda de estas iniciativas se está acelerando el proceso de transformación digital y podemos hablar de un inicio del fin de la ‘cultura del presentismo’ mediante el cual se está corroborando, que al menos parcialmente, se introduzca cada vez más el ‘home office’.

¿Por qué es necesario implementar la tecnología en los procesos legales?

Con la tecnología como eje resulta clave utilizar las herramientas basadas en los recursos que ofrece Internet y aplicarlos al sector legal en momentos de incertidumbre.

Tal y como menciona Jorge Morell en su blog Términos y Condiciones, el Legaltech, término que resulta de la unión de los conceptos ‘Legal’ y ‘Technology’, “lo que cambia con la implementación de la tecnología o legaltech es la forma en la que vamos a acceder o solucionar muchas de nuestras cuestiones legales, gracias a la irrupción de la tecnología”. La tecnología nos permite solucionar consultas legales, sin que sea necesaria la presencia física de un abogado durante todo el proceso; la agilización y automatización de trámites y una optimización de la relación entre el abogado y el cliente.

Pero más allá de esta definición, el valor añadido que genera se encuentra en la posibilidad de automatizar tareas repetitivas y evitar errores humanos, utilizando machine learning o la inteligencia artificial.

Afortunadamente España es un verdadero ‘Hub Legaltech’. En los últimos años han surgido muchos proyectos o startups del sector legaltech que han sido valoradas muy positivamente por inversores, generalmente se dividen en tres grandes categorías según las soluciones legaltech que ofrecen:

1. Aquellas que automatizan o aceleran las tareas de los abogados, reduciendo el tiempo y con ello el coste (herramientas de facturación, análisis de documentos, etc.).

2. Aquellas que reemplazan al sector jurídico más tradicional (por ejemplo, herramientas para autogenerar documentos o contratos legales).

3. Aquellas que implican una nueva forma de contactar con potenciales clientes (analítica de bases de datos, marketplaces jurídicos, etc.)

“Barcelona se ha posicionado como un referente estatal, y mundial, al crear el primer ‘Hub Legaltech’ de Europa. La ciudad condal ostenta en 2019 el 28’2% de proyectos legaltech en España de un sector que genera 25.000 millones de euros a nivel mundial”.

Debido a la crisis por el COVID-19 nos encontramos en un momento en el que es necesario hacer un impulso digital e incrementar la inversión en tecnología. Es clave adaptar todos los procesos legales al ecosistema digital sin olvidar que para ello es necesario dotar recursos humanos para la correcta implementación de estos procesos de transformación digital como son los gestores de proyectos digital e incluso desarrollar nuevas habilidades de organización, seguimiento y control del trabajo.

Actualmente, están surgiendo proyectos que permiten hacer una transición del sector legal tradicional al mundo legal mediante soluciones hechas a medida y de fábrica. Como se acaba de señalar, para digitalizar una entidad es imprescindible que exista un equipo humano, y por qué no, un líder que guíe en la implantación de la solución. Implementar un sistema legaltech hecho a medida puede resultar costoso, al requerir formación, desembolso para el desarrollo del recurso y dedicar capital humano especializado para que la transformación digital sea un éxito. Las opciones estándar ofrecen un producto sencillo y que en muchas ocasiones es fácil de adecuar a las necesidades particulares de la compañía y que incluso son óptimas para usuarios que no son nativos en la era digital.

¿Cuáles son los retos del sector legal como consecuencia del COVID-19?

1. Mejorar la experiencia de usuario

No basta con vender servicios legales, hay que proporcionar una experiencia única y satisfactoria al cliente. Existe mucha competencia en el sector legal. El valor diferencial será la experiencia entre el abogado y el cliente. No se trata de introducir nuevos productos o servicios en el mercado, sino mejorar la experiencia al contratar a un abogado. Proporcionar un clima agradable en la relación de confianza y con una comunicación fluida decantará la balanza para contratar un despacho u otro.

2. Inversión real en herramientas tecnológicas

Incorporar paulatinamente las soluciones legaltech en el día a día de los abogados. No sólo añadir recursos para hacer videollamadas y hacer reuniones virtuales con el resto del equipo o clientes. Es necesario introducir herramientas que permitan ser más ágiles y eficaces a los abogados. Automatizar procesos, trámites y evitar clerical errors.

3. Apostar por el capital humano

Detrás de las compañías hay personas. Digitalizar un sector debe ir acompañado de un buen equipo humano. Es necesario crear relaciones constructivas, tanto de forma interna como externa, en las que se potencie el trabajo colaborativo para compartir experiencias y conocimientos. El poder de la colaboración es un valor incalculable para una empresa.

4. Potenciar nuevas habilidades

Con la entrada de la inteligencia artificial en el ámbito jurídico el abogado desarrollará nuevas aptitudes para ofrecer nuevas soluciones a sus clientes. No sólo será importante dominar el lenguaje jurídico o estar al día de las novedades legislativas sino que el abogado tendrá que convertirse en un auténtico todoterreno. Estar preparado y adaptarse rápido a los cambios e, incluso, obtener conocimientos de programación. La captación y retención del mejor talento será clave para asegurar el porvenir de los despachos de abogados para asimismo explorar nuevas líneas de negocio.

5. Legaltech universal

La transformación digital en el ámbito legal está avanzando a un ritmo vertiginoso. Cada vez hay más oferta de servicios legaltech y éstos serán más accesibles para todo el mundo. La clave será escoger la tecnología más adecuada e implementarla correctamente para transferir el valor añadido que se deriva de su utilización al cliente.

Categorías
Oryon Universal

Oryon Universal y CAPSA VIDA establecen acuerdo estratégico para co-invertir en startups que fomenten la innovación en la compañía alimentaria

A través de esta colaboración Oryon Universal da un paso más allá en sus alianzas estratégicas, incorporándose en el sector alimentario de la mano de CAPSA VIDA, el vehículo de inversión e innovación de CAPSA FOOD

Oryon Universal y CAPSA VIDA, vehículo de inversión e innovación de CAPSA FOOD, han firmado un acuerdo de colaboración que se pondrá en marcha en los próximos meses. El objetivo del mismo será co-invertir en proyectos y startups del sector alimentación alineadas a las necesidades de la compañía láctea dentro de una estrategia conocida como venture strategy, y de la cual Oryon Universal es experta. Se llevará a cabo una evaluación, búsqueda y selección de startups dentro del sector agroalimentario para encontrar nuevas ideas, que además de ser innovadoras, ayuden a construir a CAPSA FOOD y sus marcas la alimentación del futuro.

En palabras de Rubén Hidalgo, Director de Sistemas de Innovación y Emprendimiento de CAPSA FOOD, “estamos empeñados en trabajar con el talento disperso en todo el territorio. Esta alianza con Oryon Universal nos permite trabajar con proximidad sobre los proyectos y pensar en operaciones que de verdad ayuden a los equipos”

Para Victor Giné, CEO de Oryon Universal, “este acuerdo permitirá aportar, una vez más, toda la experiencia, rigurosidad y metodología de nuestra organización para seleccionar los mejores proyectos para la corporación por medio de sus retos y verticales. Estamos convencidos que será un win-win para las dos compañías y una magnífica oportunidad para emprendedores con talento”.

Acerca de CAPSA FOOD

CAPSA FOOD (Central Lechera Asturiana, Larsa, ATO, Vega de Oro e Innova Food Ingredients) es la compañía líder del mercado lácteo español cuyo propósito es dar futuro al ganadero socio ofreciendo productos naturales y servicios que mejoren la salud y la calidad de vida de las personas, en un entorno sostenible. Cuenta con 6 centros de producción distribuidos por toda la geografía española, dando empleo directo a más de 1.300 personas con presencia internacional en más de 40 países.

En 2019 ha sido reconocida como empresa de alimentación con mejor reputación de España según el estudio REPTRAK de Reputation Institute. Además, CAPSA FOOD es la primera empresa de alimentación española con el Sello de Excelencia Europea 500+ otorgado por la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad (EFQM) y el Club de Excelencia en Gestión (CEG), lo que implica que es una compañía bien gestionada y un “modelo a seguir” a nivel nacional, que innova en el mercado con nuevos formatos y nuevos productos con beneficios funcionales, creando un ambiente de trabajo excelente para el desarrollo de los profesionales.

Dentro de su preocupación por la responsabilidad social, apoya al sector primario y al mundo rural, promueve la salud a través de la nutrición y los hábitos de vida saludables, protege el entorno natural respetando el medio ambiente y continúa siendo el empleador ejemplar que es desde su fundación.

Categorías
Destacados Inversión

Startups, la inversión del siglo XXI, la gran alternativa a la crisis

Llevamos años y muchas generaciones con una cultura de inversión muy arraigada al sector inmobiliario, invirtiendo en el llamado “tocho” o “toxu”. Son activos inmuebles que generan seguridad por su tangibilidad, su revalorización (cada vez menor) y su rentabilidad en su explotación. Un tipo de inversión que genera confianza y que culturalmente nos han enseñado e inculcado que uno normalmente gana, es seguro. Invertir en un piso era una prioridad generacional.

Era o es para muchos un tema cultural sí, un tipo de inversión de las muchas que existen, que por confianza y “conocimiento”, muchos se atreven a ejecutar. Según en qué generaciones es muy complicado salir de este tipo de operaciones y abrir la mente a otro tipo de inversiones. Pero “this is Spain, not the real market”.

Desde mi punto de vista, una de las inversiones más atractivas que viene en esta nueva época o generación, etapa, generación digital, con crisis o sin crisis, es el sector Internet o digital, el sector “startupero”. Cuando hablo de oportunidades incluso en épocas de crisis, hago referencia en que en toda crisis surgen oportunidades de negocio, nichos de mercado que cubren necesidades y más cuando hablamos de Internet donde todo es posible.

En nuestro caso, desde Oryon Universal, proyectos como Abogados para tus deudas (ley de segunda oportunidad) o Meeting Campus (formaciones y congresos de médicos online) son oportunidades enormes ante la crisis que se avecina. Su potencial crecimiento está siendo espectacular.

inversión en startups

Las startups son negocios escalables, digitales, con potencial de crecimiento, a pesar que tienen alto grado de riesgo y es que no dejan de ser operaciones de capital riesgo. Es un tipo de inversión cada vez más arraigada entre las nuevas generaciones, culturalmente ya lo estamos implantando, aunque quizá aún falte más camino en España que en otros países mucho más avanzados como Estados Unidos, China e Israel.

“Inversores inmobiliarios que descubren la gran oportunidad de invertir en startups”

Cada vez más inversores sin conocimiento del sector digital se animan a diversificar en este sector. Los motivos son varios:

  • – El primero, aprender del sector desconocido.
  • – El segundo, diversificar y buscar la escalabilidad y gran tracción con alguna de las invertidas.
  • – El tercero, ayudar a jóvenes emprendedores, buscando alternativas de inversión con alta escalabilidad.

Empezamos a ver los “primeros pinitos” con personas que nunca habían invertido en este sector.

A pesar de ello, considero que, para realizar una inversión diversificada, es muy importante el asesoramiento de una gestora o ente profesional. La clave del éxito es la diversificación y ha de ser una diversificación en varias operaciones bien seleccionadas y filtradas.

“El capital riesgo, el arte de saber invertir en startups diversificando de manera adecuada”

Es de vital importancia conocer este sector, conocer las fórmulas de diversificación (clave en este sector) a la hora de invertir capital. Diversificar en muchas operaciones ante el alto grado de fracaso en las startups.

Invertir en varias operaciones para traccionar mucho en algunas pocas. Y es que de cada 10 operaciones 2 traccionan, 4 se estancan y 4 fracasan. Encontrar las que traccionan fuerte es lo que todo inversor busca, lo que pocos encuentran.

“Nuestro método, el factor diferencial”

Nuestro método es realizar un scouting y captación de talento en fases tempranas, acompañando en la ejecución del proyecto al emprendedor y conectando la startups con medianas y grandes corporaciones (nuestro partner estratégico que aporta mercado). Tras un exhaustivo “scouting” de emprendedores/startups, filtramos proyectos con alta escalabilidad y potencial (siempre con acuerdos estratégicos con medianas y grandes corporaciones que co-invierten con nosotros).

Buscamos emprendedores con talento, más que ideas perfectas. Tras encontrar un buen equipo con una gran idea, financiamos, acompañamos e impulsamos a la startup en todos los procesos de maduración y con una acompañamiento permanente en su ejecución.

También creamos startups para corporaciones a medida, desde cero, tras identificar una vertical o necesidad.

“Las corporaciones aportan mercado, las startups ideas”

Las corporaciones también tienen una necesidad absoluta de reinventarse, de digitalizarse, de ser competitivas y adaptarse a las nuevas tendencias y tecnologías. Y es que estamos ante constantes cambios tecnológicos, sociales y culturales. Lo vemos en estos momentos con la crisis del coronavirus. Empresas que se adaptan, que se reinventan. Unas cierran y otras se están haciendo millonarias. ¡Vaya paradigma!

“El capital riesgo, el arte de saber invertir en startups diversificando de manera adecuada”

Por medio de nuestros 3 fondos de inversión (Oryon Revolución 4.0, Oryon Health, Oryon Sostenibility RSC) tratamos de diversificar inversiones en startups con potencial, pero nuestros ratios de éxito varían de manera sustancial con la co-inversión con la mediana y gran corporación. Muchas de las startups que se estancan son adquiridas por las corporaciones, entrando en el consolidado corporativo, realizando una venta estratégica. Las startups que traccionan fuerte pueden ser vendidas a corporaciones o fondos de inversión con mayor potencial. Son éstas las que nos generan la rentabilidad atractiva del fondo.

Oryon Universal edificio

Oryon Universal, tu vehículo para invertir y diversficar en startups

Animamos a todos los que quieran unirse a nuestro ecosistema de inversión, que busquen una gestora profesional de inversión, que comiencen a diversificar en operaciones filtradas, a buen precio y con alto potencial de escalabilidad. Viene una nueva época digital, con un nuevo concepto de empresa y con una fuerte cultura emprendedora, tenemos que adaptarnos a lo que hoy YA es el futuro.

Categorías
Innovación

Inglés: ¿el único idioma de la innovación?

Cuando una idea es brillante, no importa el idioma, ya sea en español, inglés, árabe o chino. Lo podemos constatar en la actualidad, cuando miles de científicos de distintos países se han unido para encontrar una vacuna contra el coronavirus o simplemente para crear respiradores lo más rápido posible. No obstante, si uno quiere comunicar y llegar a un público o consumidor de forma rápida y global, especialmente en el mundo de los negocios, el idioma más común es el inglés. Según el Foro Económico Mundial, se estima que 1.500 millones de personas en todo el mundo hablan inglés, de los cuales 360 millones lo utilizan como lengua materna. Además, 67 países tienen el inglés como idioma oficial y hay 27 naciones que lo tienen como su segunda lengua oficial.

Dichas cifras constatan el auge del inglés en las últimas décadas en detrimento del francés y reafirman otro aspecto interesante: más del 90% de los sitios web están escritos y creados en inglés. Y es que si quieres que tu startup se expanda e internacionalice, debes incorporar el idioma anglosajón en tu ADN, junto con el propio de un territorio en concreto.

“Más del 90% de los sitios web están escritos y creados en inglés”

Globalización sin olvidar Estados Unidos

Las fronteras geográficas se difuminan y las startups miran al mercado internacional para crecer y consolidarse, ya que el mercado doméstico es demasiado pequeño o competitivo. Conceptos como corporate, venture capital, business angel, crowdfunding o entrepreneur, demuestran que el emprendimiento es uno de los ámbitos más invadidos por el inglés, sobre todo por la influencia de Estados Unidos. Por ejemplo, los medios de comunicación especializados del sector provienen de América, así como las nuevas tendencias. 

Las organizaciones que cuentan con un equipo internacional distribuido en distintos países ya utilizan el inglés de forma interna y también externa. Asimismo, Silicon Valley, Israel, Londres o Singapur ocupan posiciones privilegiadas en los rankings de los mejores ecosistemas para emprender más potentes del mundo. Y evidentemente, el inglés forma parte de ellos.

“El emprendimiento es uno de los ámbitos más invadidos por el inglés”

Nuevas tecnologías de traducción

¿Podría el desarrollo de las nuevas tecnologías de traducción y de los idiomas «híbridos» amenazar el predominio del inglés en la innovación? La BBC lo cuestionó en un artículo con una conclusión clara: estamos ante desafíos reales, tales como tecnologías de traducción instantáneas, el ascenso de China o el auge del spanglish junto con el hinglish (hindi-inglés), este último hablado en India. 

Lo que sí está claro es que el inglés es habitual en el mundo de las startups, corporaciones e inversores. No obstante, la geopolítica y las nuevas tecnologías determinarán si en un futuro será imprescindible conocerlo y hablarlo a la perfección. Basta con una traducción instantánea perfecta para una comunicación efectiva. Yo en catalán y tú en finlandés.

Categorías
Innovación Oryon Universal

El poder de la colaboración

¿Qué significa colaborar?

Me gusta definir la colaboración como la suma de personas que trabajan juntas para conseguir un objetivo común.

Me encuentro con empresas que me dicen que no quieren colaborar con sus competidores. Ya quedó atrás la época en que para sobrevivir debo destrozar a mi competencia. La mentalidad de son ellos o nosotros evoluciona a ¿como lo hacemos para poder ganar todos?

Los competidores pueden ser partners si encontráis un reto común y vuestra complementariedad. Toda empresa, toda persona es experta en un área o capacidad, debemos sumar para encontrar los mejores talentos y evitar el miedo de que serán mejores que nosotros y nos quitarán el trabajo o los clientes. Como bien decía Isaac Newton: “Si he visto más lejos que otros, es por estar en hombros de gigantes”.

Y sobre todo, ¡todos somos personas! Las grandes empresas, las start-ups, los bancos, las entidades públicas…están formadas por personas. Eso significa que son una suma de personalidades, de valores, de culturas, de conocimientos y de talentos.

Poner las fortalezas de perfiles diferentes a resolver retos complejos generan grandes resultados. Debemos aprovechar todo el potencial de los equipos y generar nuevos proyectos o mejorar los actuales poniendo en común diferentes ideas y soluciones.

colaboración en startups y corporaciones

Las claves de la colaboración

1. Objetivo común

Se requiere un reto, una motivación que mueva a las personas. El ejemplo perfecto es la situación, que por desgracia, estamos viviendo actualmente. La aparición del covid-19 y sus consecuencias han hecho que la sociedad se sume a colaborar en iniciativas para ayudar a aquellos que más lo necesitan.

2. Confianza

¿Sabes si tu compañero de equipo tiene hijos? ¿Conoces los hobbies de tu compañera de proyecto? Para colaborar con alguien, debemos confiar. Para ello requerimos conocerle, compartir tiempo juntos y crear relaciones duraderas en el tiempo.

3. Comunicación

Esta es una parte muy importante para generar la confianza pero también para que los proyectos tengan éxito. Debemos ser transparentes con nuestros colaboradores: compartir conocimiento, estado de los proyectos, necesidades de las personas que participan. La comunicación en un punto clave en la innovación colaborativa.

4. Empatía

Siguiendo con el ejemplo de la situación actual, detectamos que las personas están más empáticas, más flexibles y más abiertas a escuchar. Aunque aún veamos acciones basadas en el egoísmo, como arrasar por el papel de WC de todos los supermercados. ponerse en la piel del otro, entender sus preocupaciones y necesidades es clave para poder colaborar y generar proyectos conjuntos.

5. Relaciones win-win

Volvemos al punto egoísta. Todos buscamos ganar algo con una colaboración y por tanto se deben planear y definir de tal manera, todos los colaboradores deben tener un beneficio claro y justo. Muchas veces no tiene por que ser monetario, pero para detectar lo que busca tu colaborador, debemos pasar por todos los pasos descritos anteriormente.

ideas y colaboración startups

Co-creación Empresa – Start-up

Es evidente que la innovación colaborativa está a la orden del día, y que es uno de los mejores caminos para hacer crecer proyectos y negocios. Por eso desde Oryon Universal apostamos por la co-creación entre empresas y entre empresas y start-ups.

Las empresas cuentan con conocimiento, experiencia y acceso al mercado, recursos e infraestructuras, capital y capacidad de producción. En cambio las start-ups cuentan con agilidad, gestión del riesgo, innovación y sobre todo, pasión y fuerza. Si sumamos todas estas fortalezas generamos la combinación perfecta!

El poder de la colaboración

Vivimos en un entorno VUCA (volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) que nos genera un cambio de paradigma constante que es muy complejo resolverlo solos. 

La colaboración, la suma de experiencias y capacidades, desde la confianza y la empatía, será lo que permitirá un futuro más justo, sostenible y exitoso.

Categorías
Legaltech Startup

Todo lo que deberías saber sobre el pacto de socios

A menudo sucede que en el momento de emprender nos olvidamos de una de las partes cruciales en el porvenir de un proyecto: la parte legal, es decir, todo lo relacionado con el cumplimiento normativo. Los emprendedores actúan de forma ágil y rápida, son personas proactivas, con iniciativa y con ganas de crear un proyecto que introduzca un cambio y, porque no, pueda suponer una revolución. Sin embargo, es habitual que esas ganas de crear les hagan pasar por alto uno de los documentos más importantes para su proyecto o startup: el pacto de socios.

Pero, ¿qué es un pacto de socios?

Si navegas por internet o lees cualquier libro para emprendedores es probable que encuentres una definición más o menos acertada de qué podemos entender como pacto de socios.

En pocas palabras: es un acuerdo que suscriben todos los socios de una startup con la finalidad de regular las relaciones internas que surgen o puedan surgir para garantizar la continuidad del proyecto en caso de que surjan conflictos. Podríamos decir que se asemejan a las capitulaciones matrimoniales a través de las cuales se regula el régimen económico y otras cuestiones relacionadas que afectará al matrimonio.

“Emprender es como casarte con alguien: tienes que estar enamorado tanto del proyecto común como de tus compañeros de viaje, sino no funcionará”

¿Por qué hacer un pacto de socios?

Su finalidad no es otra que evitar problemas futuros. Actúa como garantía y contempla posibles conflictos que pueden surgir durante el desarrollo del proyecto y cómo se resolverán éstos. Algunos de los conflictos que pueden surgir ponen en peligro el negocio de la startup: hacer competencia, salida de un socio, etcétera.

Asimismo, incluir cláusulas que protejan los intereses de los eventuales inversores o business angels, como fijar mecanismos que eviten bloqueos en la toma de decisiones o cláusulas de salida, puede hacer que el proyecto sea un poco más ‘sexy’.

¿Cómo se hace?

Al tener naturaleza privada y regir entre las partes, no es necesario que siga ninguna forma en concreto. Bastaría con firmar sobre una servilleta como hizo el astro argentino del Fútbol Club Barcelona, Leo Messi, para que tuviera efectos. No obstante es muy recomendable hacerlo por escrito y formalizarlo ante notario. Todo ello para evitar posibles malos entendidos.

Es imprescindible que haya acuerdo entre todos los miembros de la startup y que firmen o suscriban el pacto. Sólo será eficaz y se aplicará a las personas que hayan firmado este acuerdo.

No existe una plantilla estándar ni un contenido mínimo pero es muy recomendable estar bien asesorado en la redacción y contar con el apoyo de profesionales. En Oryon Universal contamos con servicio de acompañamiento 360 para el emprendedor, ofreciendo asesoramiento legal que puede ser capitalizado mediante legal equity.

De acuerdo, entonces ¿cuál es el momento idóneo para hacer un pacto de socios?

Ya hemos visto que un pacto de socios es un acuerdo muy interesante para salvaguardar los intereses de la startup, para que todo funcione correctamente y los emprendedores cojan impulso y se centren en lo verdaderamente importante: generar negocio. Así pues, ¿cuándo es aconsejable redactar y firmarlo?

“Es habitual que los socios fundadores tengan que firmar dos o tres pactos de socio durante las primeras etapas de la startup. La entrada de nuevos socios hace conveniente regular las relaciones con ellos”

Existen dos momentos claves:

  1. Cuando se cree el proyecto (seed stage).
  2. Cuando un nuevo socio entre a formar parte del proyecto (early o growth stage)

El pacto de socios tiene que ser un acuerdo vivo, que vaya evolucionando junto a la startup, que regule las relaciones entre los socios actuales y con previsión de los que vayan a entrar. Es necesario ir renovando el documento e identificar las cláusulas que son necesarias incluir. Volviendo con el símil del matrimonio: se trata de renovar los votos periódicamente.

¿Qué tipos de pactos existen?

Podemos dividir los pactos de socios en dos categorías: según el momento en el que se encuentre la startup y según el tipo de socios.

1. Según el momento de la startup

Como acabamos de ver, a lo largo del desarrollo de una startup va a ser necesario ir adaptando el pacto de socios original e incluso redactar un nuevo pacto de socios que tenga en cuenta las relaciones entre los partícipes en el proyecto emprendedor. Distinguimos principalmente tres momentos clave en los que es importante hacer uso del pacto de socios:

1. Creación de la startup: identifica a los socios fundadores (o promotores), describe sus roles, cómo está repartido el equity y se establecen cláusulas de continuidad en el proyecto.

2. Primeras inversiones (FFF: family, friends & fools): aparecen los primeros inversores por lo que es conveniente introducir cláusulas de control, toma de decisiones y cláusulas económicas.

3. Primera ronda de inversión: la startup requiere financiación para desarrollar su actividad y crecer rápidamente por lo que se requiere la entrada de inversores externos. Previa la firma del pacto de socios se negociará un Term Sheet (en el que se establecen las condiciones mínimas de la inversión). Se hará énfasis en las cláusulas económicas (exit y retorno a los inversores) y de control de la startup.

2. Según los tipos de socios

Dependiendo de qué tipo de socios vayan a entrar en el capital social de la startup podemos distinguir diferentes tipos de pactos de socio:

1. Con socios fundadores: se trata del supuesto inicial de la startup. El proyecto acaba de arrancar y es necesario regular cómo se van a ir tomando las decisiones, prever que sucederá cuando entren inversores y cómo afectará la entrada de éstos a la compañía. En algunos casos es habitual introducir un plan de vesting para algunos (o todos) socios con la finalidad de motivarlos y, asimismo, permanezcan en el proyecto hasta alcanzar determinados hitos.

2. Con una incubadora o aceleradora: son entidades que ofrecen servicios de acompañamiento y apoyo a los emprendedores, incluso aportando financiación a cambio de un porcentaje del capital social (equity). Es conveniente regular la relación entre estas entidades y los emprendedores.

3. Con un mentor: no todo es aportar dinero, también se puede aportar expertise. En este tipo de pactos se pretende regular la relación entre la startup y el mentor: la dedicación de éste y si es remunerado, por ejemplo.

4. Con un crowdfunding: cada vez es más habitual que los emprendedores recurran a plataformas de crowdfunding, o lo que es lo mismo: micromecenazgo. Muy interesante para acceder a multitud de inversores con tickets pequeños. Los pactos de socios con plataformas de crowdfunding regulan las relaciones que surgen con estos inversores y establecen cláusulas de protección, control o económicas.

“Las startups a lo largo de su vida tienen necesidades distintas y, por lo tanto, necesitan inversores distintos en cada una de sus etapas”

¿Cuál es el contenido mínimo que recoge un buen pacto de socios?

Un pacto de socios debe regular como mínimo los términos y condiciones generales que van a regir las relaciones entre los socios (tanto fundadores como inversores), los cargos y si existen remuneraciones, la existencia de planes para retener el talento (stock options, phantom shares, etcétera), permanencia y no competencia de los socios, confidencialidad o cómo se transmiten las participaciones.

Es importante señalar que el pacto de socios no es una escritura de la sociedad, por lo que en ésta se pueden regular de forma extensiva algunas cláusulas que afecten al gobierno de la startup.

¿Existen otras cláusulas de uso habitual?

Sí, existen determinadas cláusulas que regulan aspectos clave para asegurar el éxito de las startups. Estas cláusulas afectan fundamentalmente a cómo se estructura la startup, cuáles son los roles de cada uno de los integrantes, la permanencia de éstos, qué sucede si un socio quiere salir de la compañía, etcétera.

1. Cláusulas de control: ¿cómo se va a organizar la startup? ¿cómo se adoptan las decisiones?

  • Órgano de Administración de la Sociedad (administradores).
  • Mayorías reforzadas: decisiones se adoptan en Junta General mediante el voto.
  • Derecho de veto: se añade cuando entra un inversor. El inversor sólo puede opinar pero no decidir.

2. Cláusulas de Protección: ¿Cómo protegemos los activos de la compañía y a sus socios? Suelen ir acompañadas de cláusulas de penalización para los supuestos de incumplimiento de estas cláusulas.

  • Permanencia: destinada a los socios trabajadores.
  • No competencia: tanto durante el desarrollo del proyecto como después.
  • Confidencialidad: con la finalidad de proteger el know-how del proyecto. No desvelar secretos empresariales.

3. Cláusulas de Salida: ¿Qué pasa si un socio quiere abandonar el proyecto?

  • Vesting: el socio deberá permanecer en el proyecto X tiempo (cliff). Cuando transcurra este tiempo, el socio percibirá de forma escalonada las participaciones vesteadas.
  • Transmisión de participaciones y Dº de Adquisición Preferente: si un socio quiere salir, ofrecerá en primer lugar a los demás socios sus participaciones en la startup, antes que a un tercero.
  • Drag Along (Derecho de arrastre): si un tercero realiza una oferta para adquirir el proyecto, el socio que ostente este derecho, podrá obligar al resto de los socios a vender.
  • Tag Along (Derecho de Acompañamiento): destinada a proteger a los socios minoritarios. Vender a un tercero en las mismas condiciones que la oferta del socio mayoritario.

Categorías
Innovación

La importancia de una buena estrategia de customer experience en la era digital

Quiero comprar un producto a través de un e-commerce, tienda online o aplicación y me encuentro que la plataforma se carga lentamente, no tiene un diseño responsive para mi teléfono móvil, detecto errores gramaticales en los textos y dificultades de pago. Además, los valores que promueve dicha marca no van acordes al diseño que transmite. ¿Hablan de servicio premium e único? No me fío. Es probable que descarte comprar dicho producto y con total seguridad jamás repita. Con suerte, para la empresa en cuestión, no me acordaré o iré a otra plataforma, pero sí que me quedaré con la sensación que he percibido. Y aquí está el hándicap de la organización, me convertiré en prescriptora negativa cuando alguien de mi entorno me pregunté por ella, así como miles de usuarios que perciban lo mismo.

Puede ser una experiencia personal con una empresa en concreto, pero los datos lo avalan. El 87% de clientes cambiamos de marca por tener una mala experiencia y el 75% de los españoles hacemos más caso a las opiniones de nuestro entorno que de la publicidad, según los últimos estudios del sector. Estos porcentajes certifican una vez más la importancia del customer experience, es decir, conocer a nuestros clientes y ofrecerles una experiencia de compra que supere sus expectativas. Y es que una mala experiencia de usuario en nuestra startup o corporación puede perjudicarnos mucho más de lo que pensamos. 

«La importancia del customer experience: conocer a nuestros clientes y ofrecerles una experiencia de compra que supere sus expectativas».

Para Margot Perella, Product Owner UX/UI Designer de Oryon Universal, es muy importante “diferenciar entre clientes y usuarios. Los primeros ya te conocen y mayoritariamente están satisfechos. Por algún motivo repiten, ¿no? Pero los segundos… Son los más importantes para ti. De ellos depende poder aumentar las ventas y también conocer su opinión”. “Debemos superar sus expectativas, crear marca y no dejarlos indiferentes. Vivimos en un mundo de estímulos y muchos inputs, por lo que necesitamos impactar de verdad”, destaca Perella.

Me importa el customer experience y lo voy a demostrar

Es importante que la imagen de marca que se muestra en las comunicaciones de la empresa sea la misma que se intenta dar una vez entran los usuarios en contacto con nosotros. Que todo lo que contamos en nuestras redes sociales, a nuestros empleados, notas de prensa o blogs sea verdad. Si tu imagen no tiene nada que ver con lo que luego recibe el usuario, se creará un importante gap entre las expectativas y el resultado final. Está muy bien hablar de “servicio único”, “premium”, “nos importa el cliente”, “nos preocupamos por ti”, pero… ¿Disponemos de los recursos adecuados para ello? ¿Es una prioridad para la organización? ¿Nos lo tomamos en serio?

«Si tu imagen no tiene nada que ver con lo que luego recibe el usuario, se creará un importante gap entre las expectativas y el resultado final»

El reto es claro: fidelizar al nuevo consumidor digital detectando y anticipando sus necesidades. Los mejores ejemplos, Airbnb, Amazon y Starbucks. Así lo constata Margot Perella: “es obvio a qué se dedican, pero sobre todo conectan con el cliente desde la personalización, el producto/servicio y la importancia que tiene para ellos. Por ejemplo, sabemos que Starbucks es más que una cafetería, es una experiencia en sí y esto atrapa”.

Varias sugerencias para tu marca: personaliza la experiencia, apuesta por un diseño responsive (en 2020 debería ser una obligación), facilita el pago, aprovecha la última tecnología y sobre todo presta atención a tus usuarios y escucha su feedback. Ya lo comentaba Joan Albà, Partner & COO de Oryon Universal, en una antigua publicación del blog. “No quieras tener un producto y experiencia perfecta desde el primer momento, ya que supone una elevada inversión”. Permítete el lujo de tomar nota de las valoraciones de tus usuarios y gracias a ellas evoluciona con el tiempo. Estás delante del primer paso para una buena estrategia de customer experience en la era digital.

Categorías
Startup

Los principales errores que cometen las startups desde su nacimiento hasta su consolidación

Nadie dijo que emprender iba a ser fácil. Que se lo digan a Steve Jobs o Bill Gates, que en sus inicios sufrieron varias pérdidas económicas. El caso es que cometer errores es común, aún más, en los profesionales que emprenden por primera vez. Joan Albà, Corporate Relations & Mentoring & Partner de Oryon Universal, destaca los principales errores:

Pensar solo en la idea y olvidarse del resto

Es común apostar por un producto y creer que es tan bueno que rápidamente se expenderá en los mercados y crecerá a una velocidad vertiginosa, por arte de magia. No obstante, en la mayoría de casos se trata de una solución de poco valor para resolver un problema. Es más, sin una ventaja competitiva para desplazar la competencia.

Para el experto de Oryon Universal tendría que empezarse a la inversa, es decir, “analizar el mercado, ver los problemas, las soluciones y si es necesario que aparezca el producto”. Y es que la idea no lo es todo. Es necesario que el mercado lo adquiera, conseguir tracción y a la vez diferenciarse de la competencia.

Diseñar un equipo con compañeros de la universidad o amigos

¿Cuántas veces hemos oído historias de startups y empresas que han empezado en un bar? ¿Y las de un grupo de amigos de la universidad que se ha unido para diseñar un producto disruptivo? Es muy importante que el equipo de una startup esté formado por perfiles distintos y que a la vez  puedan complementarse.

Por ejemplo, que un grupo de ingenieros diseñe un prototipo rompedor en el mercado parece una idea muy acertada, pero es esencial que haya un miembro del equipo con dotes comerciales, financieros o de marketing. Asimismo, otro punto que cabe destacar, son los roles de cada trabajador y la dedicación que asuman en ello. Es trascendental dejarlo definido en el pacto de socios, ya que en un futuro puede suponer un motivo de tensiones en el seno del equipo.

Preocuparse solo por un producto excelente

Un error que se comete a menudo es apostar por un producto hasta el último detalle, para conseguir la excelencia. Esto comporta un gasto elevado y que todas las prioridades del equipo estén enfocadas en él. “En primer lugar es mejor hacer un producto viable mínimo, conocido con las siglas MVP y posteriormente evolucionar”, constata Albà. A lo que añade “así como tener presente el fail quick and fail cheap e ir mejorando con el tiempo”.

Esperar una ronda de financiación elevada

Ser ambicioso está muy bien, pero siempre siendo realistas. Uno de los errores más comunes es aspirar a una sola ronda de financiación elevada para tu proyecto. Será difícil encontrar inversor y quizás tiendas a valorar tu compañía muy por encima de su valor real. Es mejor hacer rondas pequeñas (invertir menos), por ejemplo 300.000 euros y traccionar muy bien. Las inversiones ya llegarán.

Considerar que las cláusulas de protección de un inversor son agresivas

Una inversión siempre comporta riesgo, tanto para el emprendedor como para el inversor. Debemos tener en cuenta que es normal que existan estas cláusulas, para que el inversor se proteja con mayorías calificadas para tomar decisiones. Es necesario el feedback constante y a la vez no gastar dinero en aspectos que no son prioritarios, especialmente después de una elevada ronda de inversión.