Categorías
Inversión Sin categoría

¿Notas convertibles? ¿Sabes qué son?

A menudo sucede que en el inicio del camino para desarrollar un proyecto emprendedor sea necesario contar con un mínimo capital. En las primeras fases lo más habitual es que los emprendedores aporten dinero, de su propio bolsillo, o que recurran a la ayuda de las 3F (Family, Friends & Fools). Con estas primeras aportaciones podrán empezar a desarrollar su idea, tangibilizarla. No obstante, ¿qué sucede si estas primeras aportaciones dinerarias de su entorno son insuficientes y se agotan? No quedará otra que ir a buscar capital externo.

Una de las fórmulas o herramientas más habituales para aportar capital de terceros son las “notas convertibles”, también denominadas como “préstamo convertible”. Se trata de préstamos de capital a corto plazo que se va a convertir en participaciones de la startup. El inversor no recupera su dinero, con los correspondientes intereses, cuando transcurra un tiempo determinado sino que recibirá a cambio participaciones. La startup, pues, suscribe una ‘deuda’ con el inversor.

Es importante diferenciar la figura del prestamista respecto a la del inversor que ejecuta una inversión a través de una nota convertible. La diferencia principal es que el prestamista tiene la expectativa de recibir el dinero prestado más los intereses generados, mientras que el inversor tiene la expectativa de ‘recuperar’ este capital mediante la conversión en participaciones de la startup.

¿Cuáles son los elementos clave que debe recoger una ‘nota convertible’?

Hay que regular, como mínimo, 6 cláusulas. Sin ellas, no tiene sentido optar por esta modalidad de inversión.

(1) Es preciso determinar qué cantidad de dinero que se va a invertir. Si no se determina cuánto dinero se va a prestar (invertir) se generarán problemas para convertirlo en participaciones.

(2) Como consecuencia de este préstamo, se van a generar intereses. Lo ideal sería pactar que los intereses fueran lo más bajos posibles. El porcentaje variará en una horquilla de entre el 5 y el 30%.

(3) Muchas notas convertibles incluyen un descuento a favor del inversor. Seamos realistas, el inversor está asumiendo un riesgo y conviene recompensarle de alguna manera. No es un requisito sine qua non pero sí es muy interesante ofrecérselo al inversor, al fin y al cabo, está apostando por el proyecto con su capital privado. Este descuento se aplicará sobre la valoración y suele variar en función del tiempo que transcurra entre las diferentes rondas de financiación.

(4) Es interesante ponerse de acuerdo en la valoración de la startup, al estar directamente relacionado con las participaciones que se van a obtener. En este punto pueden haber intereses contrapuestos: el emprendedor querrá se realice pre-money mientras que el inversor querrá que sea post-money y que esta valoración sea inferior para obtener más participaciones por el mismo capital. 

¿Te suena el término CAP? ¿No? Es el importe máximo de valoración a la cual el inversor podrá convertir el préstamo en participaciones. Es decir, si el proyecto va como un cohete y consigue una valoración superior al CAP en su siguiente ronda de financiación, el inversor convertirá el capital en participaciones atendiendo al CAP, mientras que si el proyecto no alcanza sus objetivos y la valoración es inferior, se aplicará un descuento sobre la valoración conseguida. Muy recomendable prever cuál será la valoración cuando se acuda a una nueva ronda de inversión para evitar una dilución excesiva.

(5) Es imprescindible determinar cuánto capital se está buscando en la ronda de financiación.

(6) Obviamente, como cualquier préstamo, es preciso determinar el plazo. ¿cuánto tiempo hay para ejecutar la conversión en capital? ¿qué pasa si transcurre este plazo? El plazo más habitual es de entre un año y medio o dos años.

¿Cuáles son las ventajas de hacer una ‘nota convertible’?

Como ya se ha apuntado, al ser una herramienta para obtener financiación, se trata de un mecanismo muy interesante para poder llevar a cabo un proyecto en momentos en los que falta solvencia económica. Sin embargo, es vital enamorar al inversor. A continuación detallamos las tres principales ventajas:

1. Fácil de ejecutar: dinero más ágil. Para suscribir una ‘nota convertible’ y empezar a utilizar el capital vinculado sólo se requiere firmar un contrato sencillo en el que se recojan los elementos claves del préstamo. Optar por los procedimientos más habituales significa realizar muchos trámites, ir al notario, desembolsar capital, etcétera. Para tener disponible el dinero pueden transcurrir meses e, incluso, puede suceder que el inversor finalmente se eche atrás y se rompa el acuerdo. Tiempo perdido. ¡Al inversor le interesará que la startup empiece a generar negocio cuanto antes!

2. Posponer el momento de valorar la startup: adiós a las discrepancias entre las partes para valorar el proyecto. Mediante la ‘nota convertible’ no es necesario fijar la valoración sino que se pueden negociar otros elementos como cuál es el máximo de valoración (CAP) al que se convertirá el dinero del inversor. 

3. Incentivo para los inversores: el objetivo es premiar a los inversores que apostaron por el proyecto cuando el valor de éste era muy inferior. Es habitual que en las ‘notas convertibles’ se incluya una cláusula de descuentos vinculada al tiempo. En otras palabras, según el tiempo en que el dinero del inversor se convierte en participaciones de la startup, como por ejemplo: si pasan 3 meses, el inversor tendrá un descuento sobre la valoración de 3%, si transcurren 6 meses tendrá un descuento de 10%, etcétera. Quien invierte antes, arriesga más. Por lo que al haber arriesgado más, el precio para convertir el dinero en participaciones será más bajo.

Sin lugar a dudas las ‘notas convertibles’ son una fórmula a tener en cuenta para capitalizar las startups en las primeras etapas de maduración. ¿Conoces alguna otra fórmula interesante para invertir en startups y quieres que hablemos sobre ello?

Categorías
Oryon Universal

El coronavirus, la reafirmación de la nueva revolución digital

El coronavirus ha significado sin duda una aceleración de algo que ya sabíamos, los negocios digitales y tecnológicos han venido para quedarse, pisando fuerte. Cada vez tendrán más presencia y se van a potenciar aún más con la pandemia. Las nuevas generaciones tendrán una nueva manera de relacionarse, de trabajar, de incorporar la tecnología en sus vidas y sus rutinas.

La resistencia al cambio, nuestra concepción cultural y otros factores varios quizá hayan ocasionado que en estos últimos años el impacto tecnológico haya entrado con menor fuerza en ciertos temas o sectores donde ahora son y se convierten en vitales.

En mi caso personal, me encuentro ante oportunidades de digitalización de mi trabajo antes impensables por mis propios clientes. Aquello que era inviable, ahora es necesario. ¿Dar un conferencia por ZOOM delante de 90 personas con un banco importante? ¿Organizar un foro de inversión de manera digital? En mi caso profesional es la primera vez que me encuentro ante esta tesitura. Te das cuenta que nada es imposible, que la resistencia al cambio siempre juega un papel fundamental, hasta que la realidad supera la ficción.

Una pandemia a nivel mundial nos obliga a reinventarnos, a convivir con nuevas maneras de relacionarnos o de trabajar en equipo. En realidad, si lo pensamos, no es nada nuevo. Siempre como sociedad evolucionamos, aparecen nuevas formas de relacionarnos, de trabajar o de comunicarnos. Quizá estamos ante una nueva revolución digital que puede significar una nueva era.

Antes vivíamos y trabajábamos sin email, nos relacionábamos o comunicábamos sin móviles, escribíamos con máquinas de escribir, no existían redes sociales ni whatsapps. Quizá era todo más personal, más lento, más real, pero menos digital y efectivo. Siempre ha habido mucha resistencia al cambio. Ahora el cambio es necesario y toda resistencia es un atraso que te deja fuera de mercado. Hemos vivido un cambio transversal social donde, desde un móvil que forma parte de nosotros como una extensión de nuestro ser, somos capaces de trabajar, comunicarnos, relacionarnos en todos los aspectos, adquirir cualquier producto y todo desde un sofá. Inmediatez, accesibilidad y un mundo a descubrir por medio de un aparato sin el cual no sabemos vivir. Entramos en una reflexión sobre el modelo de relaciones que viene en el futuro, aunque quizá sea otro debate que nos daría para toda una buena reflexión.

Entramos en una nueva revolución digital y social donde los negocios digitales se ven favorecidos: los negocios tecnológicos, proyectos relacionados con telecomunicaciones, teletrabajo, logística relacionada con comercio digital, vídeo, dispositivos, ciberseguridad, soluciones en la nube. El sector digital aporta el 42,3% de los puestos demandados en España; es un dato muy clarificador de lo que vendrá.

Desde nuestra compañía, Oryon Universal, hemos invertido en startups que apuestan claramente por la digitalización y con potencial de escalabilidad. Sectores como la telemedicina, e-health, entretenimiento, tecnología aplicada a corporaciones logísticas o industriales son temáticas donde claramente hemos decidido diversificar. Con más de 14 invertidas, nuestra apuesta es diversificada, desde un plataforma de generación de contenido gratuito audiovisual a nivel mundial con más de 4 millones de usuarios, a un sistema mediante plataforma de generación de congresos de médicos/formaciones digital con las grandes Pharmas.  Me gustaría destacar la startup “Abogados para tus deudas”, que entra en el panorama de la “ley de la segunda oportunidad”, y más en estos complejos momentos económicos.

La relación entre mediana-gran corporación y la digitalización mediante nuevos modelos de negocio (startups) -emprendedor, cada vez es más necesaria. Unir mercado solvente pero poco ágil (corporaciones) con talento y agilidad (startups) es muy interesante, además que necesario.

Las startups entran en una nueva era de mercado, una nueva oportunidad de negocio donde van a ser necesarias e imprescindibles para dar respuesta al cambio social, cultural y de mercado que ya estamos divisando. Empezamos a ver que el capital riesgo va a empezar a consagrarse en nuestro país como en otros países ya visionaron hace 10 años, los cuales ya son un referente con grandes gigantes tecnológicos. El concepto renovarse o morir ya no nos sirve, el nuevo concepto es visionar y crear, analizar las tendencias y estar a la última por sectores. La innovación disruptiva ya está aquí, y se ha de incorporar en nuestro ADN profesional y cultural. 

Deberíamos empujar a construir un país más digital, con más apuesta por el talento emprendedor. Un país no tan politizado, y volcarnos por reforzar a los auténticos protagonistas de nuestro futuro económico como país, los empresarios y emprendedores. Los empresarios hemos de volcarnos con los emprendedores. Tenemos la obligación moral y social de ayudarnos, de ayudarles, potenciales. Nuestros hijos han de evolucionar hacia un mundo digital, con cultura emprendedora, donde se creen oportunidades cuando se cierren puertas, donde la innovación sea la piedra angular de la generación de futuro.

Categorías
Innovación

3 motivos por los que deberías estar incorporando desde ya inteligencia artificial en tu startup

¿Cuántas veces hemos escuchado la palabra inteligencia artificial (IA)? ¿Qué sabemos realmente? ¿Se está aplicando de verdad? ¿Por qué puede servir la IA para mi startup? ¿Hacia dónde vamos? ¿Existen incertezas? ¿Estamos preparados? Existen muchas preguntas y también, cada vez más, respuestas alrededor de un concepto de presente y futuro.

Personalmente me gusta definir la inteligencia artificial como una oportunidad, antes de empezar con una definición técnica. Y es que la inteligencia artificial nos facilita el trabajo, simplifica los procesos e impulsa los productos y con ello nuestros objetivos.

Estamos hablando de una tecnología que es capaz de simular el procesamiento del cerebro humano, analizar y resolver problemas y lo más importante… Crear un aprendizaje progresivo en cada proceso. Vaya, como un humano. Muy ambicioso y sorprendente, ¿verdad?

Por este motivo, creo que es imprescindible apostar por esta tecnología tan poderosa. Es más, debería ser una obligación y prioridad para las organizaciones. Y si no es así, deberíamos preocuparnos. Así lo citan los últimos estudios: 8 de cada 10 empresas españolas han implantado, están introduciendo o se plantean incorporar tecnología de IA en sus procesos.

Un éxito en nuestro país que nos sitúa, por fin, a la cabeza de Europa. Y si aún tienes dudas, te presentamos 3 motivos por los que deberías estar incorporando desde ya inteligencia artificial en tu startup. No te arrepentirás:

1. Prestarás una atención excelente a tus usuarios y clientes

La implantación de programas informáticos inteligentes servirá para dar mejores respuestas a las demandas de los clientes. También serán útiles para conocerlos mejor y para diseñar estrategias de fidelización. Una figura trascendental en este ámbito son los chatbots, los chats en tiempo real para dar servicio virtual al cliente. En estos momentos un 12% de las compañías en España ya estaban utilizando chatbots en sus servicios de atención al cliente y cerca de un 30% los estaba ultimando para ponerlos en marcha a lo largo de este 2020.

2. Dejarás atrás el falso mito que elimina puestos de trabajo

Es evidente que gracias a la IA se han sustituido tareas que antes se realizaban manualmente, pero no es, ni de lejos, el enemigo número uno de los trabajadores de tu startup o corporación. No quita, en parte, el trabajo ni provoca despidos en masa. Gracias a ella podemos poner el foco en otros aspectos más interesantes, más cualitativos y de trato directo. Alguna diferencia debería existir con los verdaderos humanos, ¿no? Una auténtica oportunidad.

Además tendrás más recursos para dedicar a la innovación, a la mejora constante y… A la creatividad. Esta tecnología permitirá a las personas desarrollar capacidades menos mecánicas y que cobren mayor importancia los factores emocionales, la intuición o la imaginación.

3. Por fin aprovecharás los datos

Cada día creamos datos y más datos en nuestra organización. Y lo peor es que no somos conscientes del potencial que tienen y del valor añadido que podemos sacar de ello. Gracias a esta herramienta tecnológica por fin los aprovecharas. Pero de verdad.

Ganarás ventaja competitiva y podrás tomar decisiones estratégicas. ¿Hacia dónde voy? ¿Cuál es la tendencia a seguir? Y lo mejor, ¿cuántos usuarios o clientes puedo llegar a perder?

Categorías
Oryon Universal

Oryon Universal y Familia Torres establecen un acuerdo para colaborar con startups que fomenten la innovación en la compañía vinícola

A través de esta colaboración, las dos compañías unen su experiencia para impulsar, una vez más, la innovación en un sector de referencia y líder a nivel mundial

Fomentar la innovación y co-invertir en proyectos, startups y pruebas de concepto que ayuden en los retos de sostenibilidad, procesos y nuevas experiencias al consumidor, de la mano de Familia Torres, una bodega de referencia en el sector del vino y de los brandis de calidad. Esta es la interesante alianza que han firmado Oryon Universal y la compañía dedicada a la comercialización de vinos, brandis, bebidas espirituosas, aguas y espumosos ubicada en el Penedès.

Durante los próximos meses Oryon Universal colaborará en materia de innovación, conocida comúnmente como corporate venturing a Familia Torres, mediante la evaluación, búsqueda y selección de startups que se adapten a sus intereses (venture strategy). De esta forma, Familia Torres, que recientemente ha sido catalogada como la marca de vinos más admirada de Europa según Drinks International, reafirmará su liderazgo y apuesta por la innovación, el comercio justo, la ecología y las personas.

La importancia de los valores

Para Victor Giné, CEO de Oryon Universal, esta colaboración permitirá “unir sinergias en un sector con tradición que apuesta por la sostenibilidad social, ambiental y en constante innovación para liderar el futuro, valores que promueve desde su fundación nuestra compañía. Asimismo, estamos encantados y abiertos de contar con el talento emprendedor del sector vinícola que quiera aportar ideas para impulsar el sector”.

Mientras que, por otro lado, Mireia Torres, Directora de innovación y conocimiento en Familia Torres, añade que dicha colaboración será un paso más en ámbito de la innovación abierta que desde hace varios años está llevando a cabo la compañía. La colaboración con startups permite generar relaciones dónde tanto las startup como la corporación pueden salir beneficiados, por una parte aportando, agilidad, nuevas formas de abordar problemáticas existentes o incluso generando nuevos modelos de negocio y por otra pudiendo ayudar a acelerar el crecimiento de las iniciativas realizando validaciones, pruebas de concepto y en algunos casos ayudando a financiarlas.

Categorías
Startup

3 startups en femenino que deberías conocer

Que la presencia de mujeres que deciden emprender en España es cada vez mayor, no es ninguna novedad. Y tenemos motivos para ser cada día más optimistas: por cada diez emprendedores masculinos, encontramos nueve femeninos, según el último estudio de Global Entrepreneurship Monitor. También tenemos otra razón para sonreír: en nuestro país, superamos y, de lejos, la media europea. Por fin vamos en la buena dirección gracias a las 650.000 mujeres que, día a día, sacan adelante el proyecto de su vida.

Aunque nadie dijo que emprender iba a ser fácil, la radiografía de la mujer emprendedora es mayoritariamente joven, entre 25 y 34 años y cuenta con estudios universitarios. Estamos hablando de mujeres con capacidad para la multitarea, las relaciones personales, con tolerancia al riesgo, orientación al logro y sobre todo: innovación y creación. Nos encanta idear, crear, formarnos y descubrir cosas nuevas. 

En Oryon Universal no queremos ser menos en el mundo de la emprendeduría. Recientemente hemos firmado un acuerdo de colaboración con la Asociación Women Angels for STEAM (WA4STEAM), para invertir más de 1 millón de euros en los mejores proyectos impulsados por talento femenino. Un grano de arena para propulsar a startups en momentos excepcionales con las mejores aliadas.

Por este motivo, presentamos 3 startups lideradas por mujeres que son un ejemplo a seguir y, a la vez, deberíamos conocer:

1. Nannyfy

Lo comentamos a finales de abril, Nannyfy es el caso por excelencia en tiempos de coronavirus. Una auténtica lección de positivismo en semanas de incerteza. Esta aplicación, nacida el 2018, conectaba a “canguros” con familias. Actualmente está experimentando un enorme boom en pleno confinamiento por el coronavirus. Y es que ha reinventado su negocio y ofrece canguros a distancia que dan clases de yoga, programación, guitarra, canto, dibujo o matemáticas, y ha disparado su facturación: el mes anterior ingresó lo mismo que en todo el año pasado. 


La CEO y fundadora de Nannyfy, Claudia de la Riva, es un claro ejemplo de liderazgo. Con sede en Barcelona, ha levantado 700.000 euros en dos rondas de financiación.

2. FilMarket Hub

¿Qué podemos añadir de este mercado online que enlaza proyectos de televisión y cine con compañías del sector audiovisual? La iniciativa, impulsada por la emprendedora Andrea Giannone con el apoyo de WA4STEAM, fomenta el mejor talento emergente aportando la máxima visibilidad. Interesante, sin lugar a dudas.

3. Sharify

Gemma Prenafeta, CEO y cofundadora de Sharify, ha demostrado que la innovación y rápida capacidad de reacción sigue formando parte de su ADN. Esta startup, que tenía como objetivo unir a personas que quisieran compartir actividades que fuesen desde ir a correr hasta organizar un concierto, se ha reinventado con un nuevo modelo de negocio en tiempos de coronavirus. Ahora, hablamos de planes en casa.  Y así nos lo contó hace unos días.

Bonus

En Oryon Universal contamos con startups lideradas por mujeres que son impresionantes y con un valor añadido: además de innovadoras, cuentan con una implicación para la sociedad. Valores fundamentales para nosotros.

Un interesante proyecto que forma parte de nuestro ecosistema es Wonderkids. La startup, impulsada por la emprendedora Elena Trias de Bes, es una aplicación especializada en el sector infantil dirigida principalmente a madres y padres que desean encontrar planes y servicios family-friendly en pocos segundos para disfrutar al máximo del tiempo en familia.

Se trata de un proyecto con potencial de crecimiento gracias a su propuesta de valor enfocada a familias que quieren mejorar el tiempo que pasan juntas y a la captación de agentes del sector de la formación, la restauración y el turismo, interesados en darse a conocer entre este colectivo. 

No podemos olvidarnos tampoco de Abogados Para tus Deudas, con abogados y abogadas especialistas en derecho bancario con más de 10 años de experiencia.

Además se han especializado en la Ley de la segunda oportunidad, que ayuda a las personas a cancelar sus deudas desde el 2015. Elisabet de Vargas, junto con Josefa Salazar y Cristian Tanase (CEO de la compañía), lideran este proyecto con un presente y futuro muy interesantes. Y es que, además, con la situación actual ayudan a personas en situaciones vulnerables para exonerar sus deudas financieras personales.

¿Eres una emprendedora que está sacando adelante un proyecto interesante? ¡Cuentanoslo!

Categorías
Inversión

Quiero invertir en startups por primera vez. ¿Cómo lo hago?

Ante una propuesta tecnológica que nos ha roto todos los esquemas… ¿Quién no ha pensado alguna vez que estábamos ante el nuevo Facebook? Y es que invertir en startups está en auge en nuestro país y, más aún, después de años del boom de Silicon Valley. Cualquier propuesta tecnológica puede acabar convirtiéndose en un éxito y lo sabemos de sobras.

Quizás es el momento de considerar que las startups son la inversión del siglo XXI y una gran alternativa a la posible crisis que vendrá. Así lo comentaba Victor Giné, CEO de Oryon Universal en nuestro blog y que recomiendo encarecidamente su lectura.

¿Qué debería tener en cuenta si quiero invertir por primera vez?

1. Contar con expertos

En la mayoría de ocasiones ocurre que no se dispone de los conocimientos necesarios para lanzarse a invertir, ya que tu actividad profesional puede no estar relacionada con el sector en el que se va a invertir o no te has atrevido hasta el momento. Por lo tanto es muy importante formarse y rodearse de profesionales con experiencia y que entiendan el significado de invertir en startups. Optar por un vehículo de inversión gestionado por una entidad con experiencia contrastada siempre es una buena idea, Oryon Universal ha diseñado diferentes vehículos de inversión, con el respaldo de corporaciones, para invertir de forma segura y eficaz en sectores claves.

La cifra mínima habitual entre inversores o business angels que destinan dinero en una startup es de 10.000 euros, pero se puede empezar con mucho menos, incluso con 100 euros. Cada vez es más habitual iniciarse en el mundo de la inversión en proyectos emprendedores a través de una red de crowdfunding. 

2. Entender la diferencia entre invertir en startups y negocios tradicionales

¿Recuerdas la época dorada de España en la que invertimos en el ladrillo y construimos a un ritmo vertiginoso? Hemos pasado de invertir en sectores como el inmobiliario por su seguridad y rentabilidad a… ¡Dejarnos llevar por iniciativas con mucho potencial y futuro! Aunque puede salir bien o mal. Este es el riesgo real que existe en las startups. Por lo tanto, es primordial entender las diferencias y, sobre todo, que no todo va de números. No sólo estamos invirtiendo en empresas sino que también estamos invirtiendo en capital humano.

3. Valorar correctamente a una startup

Antes de invertir en una startup es necesario conocer el valor de ésta. En las primeras inversiones será complicado entender cómo funciona la valoración de las startups. Seguramente te sonará a chino las valoraciones “pre-money”, “post-money” o conceptos como los múltiplos de EBITDA u otros métodos de valoración. Es crucial definir las condiciones de entrada y salida, ¿qué se va a pedir a cambio y qué se espera conseguir?

4. Visión a medio y largo plazo

En general y salvo excepciones, hasta que una empresa tenga éxito, suelen pasar más de 5 años desde que se fundó. Y más aún si estamos hablando de invertir en las primeras etapas de creación (early stage o seed), por lo que es el momento de mirar a medio – largo plazo y pensar que puede valer la pena. Lo mejor está por llegar.

Es de suma importancia reservar capital para acudir a rondas posteriores, si la inversión inicial queda diluida rápidamente, perderá el beneficio de haber apostado en las primeras fases cuando había mayor riesgo en su inversión.

5. Diversificar

Igual que en los fondos de inversión tradicionales, invertir en startups debe ir acompañado de un plan de diversificación. A más diversificación, menos riesgo. Jamás debería invertirse dinero que sea necesario para el sustento personal: sólo es aconsejable invertir dinero que pueda perderse.

Es interesante invertir en diferentes proyectos, incluso de sectores distintos. Una crisis puede cambiar el panorama global y proyectos que estaban apalancados crezcan de forma súbita y generen mucha rentabilidad de repente (o al revés).

6. Actualidad

Para invertir es imprescindible tomar el pulso de la actualidad durante tu día a día, es decir, saber dónde estamos y hacia dónde vamos. Hace unos años hablábamos del transporte o la venta de productos de segunda mano, como sectores en auge. En cambio, en mayo de 2020, podemos decir que la telemedicina, la educación o la telepresencia, están arrasando. Vivimos en un mundo cambiante y globalizado donde la tecnología está muy presente en cualquier ámbito. ¿Estamos listos?

Categorías
Oryon Universal

La existencia de los 4 yoes

Suelo pensar en la existencia de 4 yoes. 

El yo que quieres ser, el yo que proyectas, el yo que eres y el yo que la gente ve de ti. Es de vital importancia la honestidad con uno mismo, ser auténtico, ya que la coherencia en los 4 yoes radica en dicha honestidad y valores de tu propia persona. 

Los valores personales se proyectan en tu vida, en lo personal, familiar y profesional. 

Cuando los 4 yoes no están alineados y la ética existe, el ser humano sufre, busca su lugar, busca su propia esencia. 

No siempre es fácil conocerse, de hecho pienso que siempre nos podemos sorprender a uno mismo; en actos, pensamientos, en situaciones complejas. Podemos decepcionar a personas que confiaron en nosotros, o peor aún, decepcionarnos a nosotros mismos en un camino emocional sin vuelta atrás y con heridas profundas. Perderse en la autoesencia, el renunciar a ser quién eres, es cuando la devastación emocional llega. 

Ser emprendedor suele ir ligado a un actitud emocional especial, unos valores diferentes, unas cualidades de profesión y todo, con mucha vocación. Emprender comporta momentos tensos, complejos, que en una soledad en el camino, puede acabar con una devastación emocional. Desde mi punto de vista, el emprendedor no merece soledad, merece la ayuda y respeto social. 

Sabemos qué es emprender, sabemos de las grandes dificultades que existe al emprender, entendemos y empatizamos con el emprendedor. Somos emprendedores.

Oryon Universal cree en ti.

Categorías
Startup

Emprender, camino de superación personal

He decidido escribir estas líneas para aportar mis experiencias personales. Experiencias que han hecho que madurar no fuera una opción, si no una obligación. En definitiva, un camino lleno de vivencias, algunas muy positivas y otras “no tanto”, al menos a corto plazo, ya que sin lugar a dudas el aprendizaje obtenido ha forjado mi presente.

Emprender no es una tarea fácil y en muchas ocasiones no estamos preparados para enfrentar retos tan complejos y exigentes con la soledad tan característica de este deporte de riesgo llamado emprender.

Mi principal motivación en escribir este post, es aportar mi granito de arena en forma de humildes consejos que parten de mi punto de vista y mi experiencia, y que quizás puedan ser de utilidad para todos estos valientes emprendedores que están pensando en emprender o ya han empezado.

El primer consejo y uno de los más importantes es que jamás te enamores de tu idea. Por desgracia yo me enamoré de la mía y para mí, mi “idea” era el producto ideal. Por este motivo, no pude ver con claridad y perspectiva lo que el mercado me pedía y estaba dispuesto a comprar.

Trabaja para sean tus “clientes” los que se enamoren de tu idea, nunca a la inversa.

Otro buen consejo, relacionado con el anterior  y no menos importante, es que jamás comprometas tu dinero y los de tus seres queridos en crear el “producto perfecto” antes que el mercado te haya dado la razón. Me encuentro con muchos emprendedores que llegan con su idea, cargados de ilusión y te muestran propuestas con infinidad de soluciones y funcionalidades creyendo que como más grande y completa sea su propuesta mejor. ¡ERROR!  Menos es más  ¡SIEMPRE!

De hecho esto no es nada nuevo ni un secreto ya que es una de las consignas de la fantástica metodología Lean Startup.

Esta metodología nos permitirá tanto acortar ciclos de desarrollo como experimentar a través de hipótesis, para luego medir el progreso y obtener un valiosísimo aprendizaje que nos será clave para ir creando nuestro producto a medida que el mercado nos lo valide. De abajo hacia arriba y no al revés.

Esto te puede salvar de tirar “Literalmente miles de euros y ilusiones directamente en la basura”. Créeme yo fui uno de esos enamorados, que empecé la casa por el tejado. Si hubiera tenido este conocimiento en esos momentos, en la actualidad mi idea aun estaría funcionando. No tengo la menor duda.

Otro hecho que hubiera cambiado muchas cosas en mi carrera como emprendedor, es el de buscar y tener un buen equipo.

Por este motivo mi siguiente consejo es céntrate en tener “EL MEJOR EQUIPO”. Un buen equipo, compensado, equilibrado y cohesionado,  con personas comprometidas y alineadas a tus mismos intereses,  puede ser determinante en cada uno de los proyectos que vayas a realizar.

Un emprendimiento parte del punto A para llegar al punto Z y el camino es largo y tumultuoso. Por este motivo es clave que dentro de tu barcaza, todos remen hacia la misma dirección, “hacia el mismo objetivo”. Si no es así, tienes grandes posibilidades de hundirte en el segundo temporal que venga.  ¡Recuérdalo!

Voy a finalizar haciendo un breve recordatorio de los puntos clave.

Escucha, aprende, pivota, adáptate tú al mercado, y no el mercado a ti. Encuentra personas comprometidas y valiosas, recuerda de abajo a arriba no de arriba abajo (siempre LEAN), no te enamores, pon foco y segmenta lo máximo posible y recuerda “menos es más”. Por último, ¡cree en ti, ten constancia, disciplina y no decaigas!

Creo sinceramente que si sigues estos consejos estarás mucho más cerca de tus objetivos.  ¡Mucha fuerza emprendedor!

Categorías
Startup

Los consejos que me hubiera gustado recibir en mi etapa de emprendedor

Nadie dijo que emprender iba a ser fácil. ¿Cuántas veces hemos oído la anterior frase? Y es que el emprendimiento es una carrera de fondo, de subidas y bajadas y sobre todo… De resistir. De algunos éxitos, pero también de muchos y muchos fracasos. O, mejor dicho: aprendizajes. De seguir adelante, pese a quien le pese.

Por esto motivo, en Oryon Universal nos queremos «mojar» y contar los consejos que nos hubiera gustado recibir en nuestras primeras etapas de emprendedor. También contamos con miembros del ecosistema barcelonés, entre ellos Xavier Creus, CEO de Copernic, o Raúl Nuñez, Head Of Business Development de TechBuddy. Vamos a por ello:

1. Rodéate de valores

Sí, puede sonar muy típico, pero estamos hablando de humanizar el mundo del emprendedor. Desde un inicio, sacar adelante un proyecto no es fácil y es mejor que te rodees, siempre que sea posible, de profesionales que a parte de ayudarte por un motivo económico, puedan tener visión altruista. Que puedas confiar en las buenas y en las malas. Asimismo, también es importante configurar un equipo con personas que creen igual que tu en un gran proyecto común.

2. La capacidad de ecualizar, que las alegrías no te sobrepasen y los días duros no te superen

Cuando emprendes vivirás situaciones de todo tipo y lo mejor es aprender a relativizar. O mejor, “ecualizar”. Así lo comenta Adrian Gallardo, Business Advisor & Fundraising Strategy, que forma parte de nuestra compañía.

3. Cree en ti mismo

Rodéate de gente que te pueda aconsejar, dar su opinión y experiencia. Pero tenlo claro, tu tienes el poder de decidir. Es tu proyecto, tu idea y la última palabra la tienes siempre tú. Además, nadie más que tú conoce tu empresa, con sus debilidades y fortalezas. También es importante aprender a decir que “no” cuando toca.

“Y es que ningún novel ha ganado un nobel”, como destaca “El libro negro del emprendedor: No digas que nunca te lo advirtieron”, de Fernando Trias de Bes. Es importante creer en tu mismo y sobre todo escoger un sector en el que te sientas cómodo y tengas conocimiento.

4. La importancia de la marca personal

La mayoría de veces quedamos en un segundo plano al trabajar por un proyecto. Es hora de dar la cara, aportar tu visión. Que te conozcan. También de ser coherente con lo que dices, piensas y haces. Participa en conversaciones de Linkedin o redes sociales, aprovecha el networking y demuestra tu potencial. Tienes mucho qué decir y añadir.

5. Los ahorros

Sí, cuando empiezas un proyecto solo ves facturas y facturas y más facturas. Gastos que no preveías y pocos ingresos. Es importante poder disponer de ahorros para evitar “pequeñas sorpresas” durante los primeros meses.

6. No buscar inversores hasta tener facturación

Xavier Creus, CEO de Copernic, detalla que según su experiencia “es importante aplicar a ayudas públicas lo más temprano posible. Respecto a los inversores, recomienda no buscarlos hasta disponer de facturación, a no ser que sea tu segunda empresa”. Es importante vender un producto o servicio, pero sobre todo conseguir ciertos beneficios.

7. La gestión del día a día: maximizar el tiempo

“Lo más importante es marcar una estrategia personal que tenga resultados tangibles, y sobre todo separar lo más importante de lo más urgente”, detalla Victor Giné, CEO de Oryon Universal.

8. Encontrar el balance correcto entre el desarrollo de producto y la validación y demanda de mercado

Según los últimos estudios, el 90% de los emprendedores quiere salir al mercado con el proyecto listo y con muchos recursos. Y a lo mejor, tu producto no despierta del todo el interés que pensabas en los usuarios. Siempre es mejor hacer un MVP (Mínimo Producto Variable) y testear.

Para Raúl Nuñez, Head Of Business Development de TechBuddy, es muy importante lo que denominamos “enfoque a ventas”, para seguir corriendo. Es decir encontrar el correcto balance entre el back (desarrollo de producto) y el front (validación y demanda de mercado), que  te permitirá testear, medir y validar si vas en el camino correcto.

Nuñez también remarca la importancia de enfocarse a resultados y medir la inversión de cada acción a nivel económico, tiempo o recursos, respecto al retorno. Marca, y mucho, la diferencia.

9. Comunica

“Tu marca es lo que otros dicen de ti cuando no estás: es clave salir de tu zona de confort y explicar y comunicar lo que haces”, añade el miembro de TechBuddy. En el mundo digital en el que vivimos usar plataformas sociales permite la creación de contenido para amplificar tu mensaje y llegar a nueva audiencia. Apóyate también en agencias de comunicación y profesionales del sector de la información para un mayor eco. Te sorprenderás.

Categorías
Inversión

3 motivos por los que deberías contar con un business angel

Si tuviéramos que definir la figura del business angel, conocido como inversor angelical, diríamos que es aquella persona física o jurídica que aporta financiación y experiencia a nuevos empresarios con el fin de obtener una ganancia.

Lo que diferencía un business angel de un inversor tradicional o mecenas, es la experiencia y la guía que impregnan al emprendedor. Es decir, aportan tiempo y también una red de negocios y contactos. Consecuentemente invierten sus propios fondos en un proyecto, toman sus propias decisiones y lo más importante: no tienen relación de parentesco o amistad con el emprendedor. El objetivo es una ganancia futura. 

Como curiosidad, la figura de los business angels nació en Estados Unidos con los nombres de Angel Investors o Angels, mientras que hacía referencia a empresarios que apoyaban económicamente las producciones teatrales que se realizaban en Broadway. 

Desde Oryon Universal presentamos 3 motivos por los que deberías contar con un business angel:

1. Quieren involucrarse en el proyecto

Se trata de profesionales que en la mayoría de casos no son simples especuladores que buscan el retorno del capital, sino que se involucran realmente en el proyecto. Inversión, experiencia y ayuda, mucha ayuda. Enriquecerá, literalmente y en todos los ámbitos, tu proyecto.

2. No están escondidos: existen diversas redes de Business Angels en España

Aunque es una figura ampliamente conocida, especialmente en Estados Unidos, existen distintas redes de esta figura tan esencial para los emprendedores. Por ejemplo, puedes encontrarlos en ESBAN (Red Española de Business Angels); AEBAN (Asociación Española de Business Angels); EBAN (European Business Angels Network); así como asociaciones propias de comunidades, como la de Asturias, Madrid, Castilla y León, Cataluña o Galicia.

También existe la Asociación Women Angels for STEAM (WA4STEAM), con las cuales hemos firmado un acuerdo de colaboración para invertir más de 1 millón de euros en los mejores proyectos impulsados por talento femenino y que hacen un trabajo excelente.


3. Invierten en proyectos de alto riesgo

A un business angel le encanta apostar por empresas altamente innovadoras y con potencial. El riesgo es elevado, pero, en caso de resultar un éxito, las ganancias son elevadisimas. Mira el caso de Facebook, Google, Amazon o Linkedin. Un business angel vio en ellas originalidad, diferenciación, un proyecto viable y sobre todo… Atractivo. 

Y es que sus inversiones suelen oscilar entre los 25.000 y los 200.000 euros, aunque estas cifras pueden variar dependiendo del número de inversores o la disponibilidad del capital. Lo más interesante es que no dependen de terceros, invierten su dinero personal y, en consecuencia, toman sus propias decisiones. Un auténtico voto de confianza y compromiso hacia tu proyecto.