Categorías
Corporate

La inteligencia emocional, el secreto del liderazgo en tiempos inciertos

A menudo pensamos en la resiliencia o el poder de decisión en circunstancias adversas como ejemplos de gran liderazgo, pero los últimos estudios elevan por encima a una característica determinante: la inteligencia emocional.

A menudo pensamos en la resiliencia o el poder de decisión en circunstancias adversas como ejemplos de gran liderazgo, pero los últimos estudios elevan por encima a una característica determinante: la inteligencia emocional. 

En una investigación de Entrepreneur y que encuentro muy interesante, cuando piden a personas de diferentes culturas y contextos que hablen sobre los líderes en sus vidas, se enfocan constantemente en cómo estos líderes los hacen sentir. Las cualidades tradicionalmente asociadas con el liderazgo, como la fuerza y ​​la experiencia, rara vez se mencionan. Estos rasgos son importantes, sin duda, pero en este estudio demuestran que la competencia emocional y social es lo que realmente diferencia a los líderes efectivos de los ineficaces.

El compromiso emocional está vinculado al desempeño y el compromiso de los gerentes. La emoción positiva impulsa el desempeño laboral de los empleados, reduce la rotación organizacional y ayuda a las personas a prosperar en tiempos de incertidumbre. Al reducir el ruido interno que enfrentan los empleados por el estrés en el lugar de trabajo y las interacciones negativas, especialmente en tiempos inciertos, los líderes emocionalmente competentes abren el camino a la productividad, la creatividad, la apertura y la colaboración.

Por ejemplo, lo vemos ejemplificado en las respuestas de los líderes ante la pandemia del coronavirus, que varía según cada país. Pero hay algo que tienen en común algunas de las gestiones que han sido más alabadas: se han dado en naciones lideradas por mujeres. Tal como cuenta la BBC, previsión y rapidez han sido las claves del éxito de los tres países nórdicos gobernados por mujeres. Todas ellas ordenaron un temprano cierre de fronteras, un confinamiento estricto y una amplia campaña de pruebas. También han optado por estrategias de comunicación innovadoras.

En Noruega, Erna Solbert, primera ministra y socióloga y economista  formó parte de una de las acciones más originales por parte de una gobernante. Solberg respondió a preguntas de los niños (en la mayoría de ocasiones los que han sufrido un confinamiento más estricto, como en España) y trató de tranquilizarlos, explicándoles que no pasaba nada por tener miedo o estar asustados. Asimismo, la socialdemócrata danesa y exministra de Justicia Mette Frederiksen, quien ocupa el cargo de primera ministra de Dinamarca desde 2019, es un ejemplo de éxito. Llamó la atención una breve conferencia de prensa -de tan solo tres minutos- en la que la mandataria respondió a preguntas de niños y niñas del país, siguiendo el ejemplo de Noruega. O, en Islandia, la primera ministra, Katrín Jakobsdóttir, ha optado por una estrategia única en el mundo: ofrecer acceso a tests gratuitos a todos los ciudadanos de este pequeño país de algo más de 360.000 habitantes. 

¿Hacia dónde vamos?

Las empresas se enfrentan actualmente a múltiples crisis superpuestas: las consecuencias financieras de la pandemia, el cambio disruptivo que ha supuesto el trabajo remoto y el enfoque renovado en cuestiones de justicia e igualdad de oportunidades. Para dirigir sus equipos y organizaciones de manera efectiva en los próximos meses, los líderes emprendedores deben prestar atención al clima emocional de sus organizaciones y crear una visión compartida para capear la tormenta.

1. La comunicación continua de los líderes corporativos. Los empleados valoran en un momento de incertidumbre las reuniones informativas

2. El teletrabajo tiene muchas ventajas, pero también un coste emocional

Que el teletrabajo ha llegado para quedarse, ya sea de forma total o parcial, no es ninguna novedad. Sin embargo, tener parte de la plantilla conectada desde lejos, tiene un coste emocional en los empleados. Los líderes deben estar más comprometidos con los empleados, tanto a través de comunicaciones formales como de registros informales. De esta forma los líderes pueden ayudar a los gerentes a identificar cuándo los trabajadores están bajos de moral y ofrecer técnicas para lidiar con el estrés. 

3. Que los empleados puedan expresarse sin miedo

Es importante que los trabajadores tengan su espacio para gestionar sus emociones y pensamientos. Es crucial fomentar el diálogo transparente con los gerentes y aumentar la confianza de los empleados en sus organizaciones.

4. Los líderes deben dejar claro a los trabajadores que la empresa vela por su bienestar durante un momento difícil

Los gerentes individuales deben trabajar para adaptarse a los horarios de los empleados que equilibran múltiples responsabilidades, particularmente el cuidado de niños.

Los líderes emprendedores tienen éxito actuando con decisión, fomentando la retroalimentación, fomentando la colaboración y gestionando el clima emocional de sus organizaciones. Al fortalecer las conexiones con los empleados y establecer un tono positivo, pueden crear una visión compartida y un compromiso para capear la tormenta. Para liderar en tiempos inciertos. En definitiva, la inteligencia emocional, el secreto del liderazgo en tiempos inciertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *