Categorías
Oryon Universal

¿’Sandbox’ regulatorio para las ‘fintech’? ¿Ya sabes qué es?

Antes de abordar esta cuestión es necesario definir los dos conceptos que forman esta ecuación:
Por un lado, el concepto ‘sandbox’ significa literalmente, caja de arena –o arenero–, es decir, el pequeño recinto donde los niños pueden jugar y experimentar en un entorno supervisado por los progenitores. Poco a poco este concepto ha ido adquiriendo nuevos significados y aplicándolo a entornos digitales hace referencia a un “campo de pruebas controlados y no desregulados para nuevos modelos de negocio que aún no están protegidos por una regulación legal vigente, supervisados por las instituciones regulatorias”.

Por otro lado, el concepto ‘fintech’ proviene de la unión de las palabras inglesas ‘finance’ y ‘technology’ y une a todas aquellos proyectos empresariales que proveen servicios financieros innovadores y se apoyan en la tecnología.

Antes de abordar esta cuestión es necesario definir los dos conceptos que forman esta ecuación:

Por un lado, el concepto ‘sandbox’ significa literalmente, caja de arena –o  arenero–, es decir, el pequeño recinto donde los niños pueden jugar y experimentar en un entorno supervisado por los progenitores. Poco a poco este concepto ha ido adquiriendo nuevos significados y aplicándolo a entornos digitales hace referencia a un “campo de pruebas controlados y no desregulados para nuevos modelos de negocio que aún no están protegidos por una regulación legal vigente, supervisados por las instituciones regulatorias”.

Por otro lado, el concepto ‘fintech’ proviene de la unión de las palabras inglesas ‘finance’ y ‘technology’ y une a todas aquellos proyectos empresariales que proveen servicios financieros innovadores y se apoyan en la tecnología.

Entonces, ¿qué es el ‘sandbox’ regulatorio para las ‘fintech’? Recientemente se publicó en el BOE la Ley 7/2020, de 13 de noviembre, para la transformación digital del sistema financiero que tiene como objetivo establecer un “entorno controlado de pruebas que permita llevar a la práctica proyectos tecnológicos de innovación” en el sistema financiero con “pleno acomodo en el marco legal” y “supervisor, respetando en todo caso el principio de no discriminación”.

En palabras de Rodrigo García de la Cruz, presidente AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech): “‘Sandbox’ es sinónimo de retención de talento, impulso de la innovación, atracción de inversión y actualización de la regulación en pro del sector”.

“El Banco Internacional de pagos ha elaborado un estudio en el que concluye que el ‘sandbox’ incrementa en un 50% la probabilidad de de inversión”

¿Qué principios rigen?

Fundamentalmente rigen dos principios básicos: el principio de exención que se traduce en “periodos de prueba en el que se van alcanzando los requisitos para obtener una licencia al tiempo que se desarrolla el modelo de negocio” y el principio de no sujeción, es decir, “aún sin regulación, permite el lanzamiento de productos y servicios con el respaldo regulador de los mercados donde operan”.

¿Cómo funciona el proceso o la prueba?

Este espacio de pruebas depende directamente de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional, a través de la cual se habilita un sistema para recibir propuestas o solicitudes de empresas que quieran presentar sus proyectos.

Los emprendedores podrán presentar sus proyectos innovadores a las convocatorias semestrales que se organizarán regularmente y es necesario que cumplan con tres requisitos: 

  1. Que sea un proyecto innovador aplicable al sector financiero.
  2. Que cuente con un grado de maduración suficiente, es decir, que haya sido mínimamente desarrollado (MVP).
  3. Que aporte valor añadido, facilitando el cumplimiento normativo y mejorando la calidad de los productos o servicios financieros.

Asimismo, la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional fijará para cada una de las convocatorias un deadline para presentar los proyectos junto al modelo normalizado. 

Una vez evaluados los proyectos, aquellos que obtengan una valoración positiva se trasladan a las autoridades supervisoras (Banco de España, CNMV y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones). Los participantes de la prueba deben aceptar las condiciones de participación por escrito y reciben por escrito información sobre las condiciones de la prueba, implicaciones, riesgos, etcétera.

La autoridad supervisora designará uno o varios monitores que llevarán a cabo el seguimiento de las pruebas del programa piloto. Cuando concluyan las pruebas, los emprendedores tendrán que elaborar una memoria en la que detallan y evaluan los resultados obtenidos en la prueba piloto.

Finalizada la prueba piloto, los emprendedores podrán solicitar la autorización para dar comienzo a la actividad para dar comienzo a la actividad.

“Se trata de garantizar una innovación responsable.”

Algunas claves

  • AEFI considera que la aprobación de esta norma impulsará inversión en España, con una cifra estimada de 1.000 millones de euros en dos años y la creación de 5.000 empleos estables directos.
  • Acelerará el proceso de aprendizaje de los reguladores y los supervisores, facilitando la adaptación del marco regulatorio de la nueva era digital.
  • Identifica proyectos que pueden mejorar la prestación de servicios financieros.
  • Se crea un modelo que garantiza la seguridad jurídica de los interesados en el desarrollo de modelos de negocio en los ámbitos financieros o aseguradores que tomen la tecnología como un aliado.

¿Una oportunidad para digitalizar el sector?

Sin lugar a dudas, tal y como comentábamos el COVID-19 es una gran oportunidad para digitalizar sectores tradicionales como las finanzas o el sector financiero. 


¿Te ayudamos? Conoce qué puede hacer por tí Oryon Universal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *