Categorías
Inversión

4 errores que estás cometiendo ante inversores y te alejan de tu deseada financiación

Presentar un proyecto ante inversores, no es una tarea precisamente fácil y es importante contar con muchas variables, entre ellos quién es tu audiencia, qué necesidad resuelves o cómo está el mercado. No sólo se trata de conseguir la tan ansiada financiación para nuestro proyecto, sino de buscar un compañero que nos apoye con su red de contactos, experiencia y saber hacer. El fin último de nuestra presentación debe ser enamorar al inversor, que se ilusione y quiera ser parte de nuestro proyecto. 

Por este motivo, desde Oryon Universal recopilamos 4 errores que estamos detectando y que, en la mayoría de las ocasiones, los emprendedores no se dan cuenta:

1. No trabajar el storytelling

Es muy importante trabajar lo que conocemos como storytelling, de dónde salió el proyecto y lo que realmente te mueve, junto con el motivo principal de tu proyecto. Y es que el storytelling es una de las herramientas más potentes para los emprendedores, puesto que ayuda a conectar emocionalmente con el público al que te diriges. Si nos ponemos al lugar de un inversor que está acostumbrado a conocer proyectos diariamente, ¿cuántas veces habrá oído que un emprendedor “cuenta con un equipo multidisciplinar”? O, “¿que a un profesional le avalan más de 10 años de experiencia?”

¿Por qué no te arriesgas y cuentas cómo era tu vida antes de dedicarte a esto, con tus miedos, fracasos y lo que aprendiste? Porque todos somos humanos y lo más importante es humanizar tu marca, tu proyecto, considerando que es lo que realmente cuenta. El fracaso también es una lección y aprendizaje, muy valorado en Estados Unidos y cada vez más en España.

2. No hablar de tu equipo

En algunas ocasiones emprendemos solos, con un compañero o un equipo pequeño y no le damos la importancia que requiere ante los inversores. ¿Quién está contigo? ¿Quién desarrollará la parte tecnológica? ¿Y el marketing y la comunicación? Para una persona que quiere depositar dinero en una startup es primordial ver un proyecto que está respaldado con un equipo comprometido y muy potente. Con miembros senior y con experiencia, complementados con jóvenes talentos. Es decir, un equipo alineado y equilibrado y con una misión en común: sacar adelante uno de los proyectos más importantes de su vida.

3. No a la dispersión

Es muy importante que te vean seguro de lo que dices, con un plan definido y de viable ejecución. Sin dudas y con ideas claras. Tienes un foco y vas a por él. También es importante ser breve en tu discurso y dejar tiempo para preguntas. Lo agradecerán.

4. Enamorarte de tu idea y dejar mal a la competencia

Cuando emprendes es posible que estés enamorado de tu idea, edulcores la realidad y lo veas con optimismo. Es verdad que cierta dosis de optimismo es necesaria, especialmente en los momentos más complicados, pero también es importante analizar la competencia y ver en que puedes diferenciarte, pero también en lo que destacan. Hablar del sector y de la competencia en términos positivos, aporta realismo a tu relato y también te hace conocedor del sector, que lo tienes estudiado y aportarás una iniciativa que marcará un antes y después. 

Asimismo, una parte de los emprendedores quieren vender su idea para convencer a los inversores, sin tener en cuenta que muchos de ellos aportan tanto o más valor con sus consejos que con su dinero. 

Bonus

Evidentemente podríamos encontrar otros errores que se cometen, como por ejemplo no tener clara la valoración de tu startup, subestimarla o no definir bien en que quieres gastar la inversión que recibirás. Sin lugar a dudas, estos temas los abordaremos en las próximas publicaciones del blog. ¡No te lo pierdas!

Categorías
Inversión

3 motivos por los que deberías contar con un business angel

Si tuviéramos que definir la figura del business angel, conocido como inversor angelical, diríamos que es aquella persona física o jurídica que aporta financiación y experiencia a nuevos empresarios con el fin de obtener una ganancia.

Lo que diferencía un business angel de un inversor tradicional o mecenas, es la experiencia y la guía que impregnan al emprendedor. Es decir, aportan tiempo y también una red de negocios y contactos. Consecuentemente invierten sus propios fondos en un proyecto, toman sus propias decisiones y lo más importante: no tienen relación de parentesco o amistad con el emprendedor. El objetivo es una ganancia futura. 

Como curiosidad, la figura de los business angels nació en Estados Unidos con los nombres de Angel Investors o Angels, mientras que hacía referencia a empresarios que apoyaban económicamente las producciones teatrales que se realizaban en Broadway. 

Desde Oryon Universal presentamos 3 motivos por los que deberías contar con un business angel:

1. Quieren involucrarse en el proyecto

Se trata de profesionales que en la mayoría de casos no son simples especuladores que buscan el retorno del capital, sino que se involucran realmente en el proyecto. Inversión, experiencia y ayuda, mucha ayuda. Enriquecerá, literalmente y en todos los ámbitos, tu proyecto.

2. No están escondidos: existen diversas redes de Business Angels en España

Aunque es una figura ampliamente conocida, especialmente en Estados Unidos, existen distintas redes de esta figura tan esencial para los emprendedores. Por ejemplo, puedes encontrarlos en ESBAN (Red Española de Business Angels); AEBAN (Asociación Española de Business Angels); EBAN (European Business Angels Network); así como asociaciones propias de comunidades, como la de Asturias, Madrid, Castilla y León, Cataluña o Galicia.

También existe la Asociación Women Angels for STEAM (WA4STEAM), con las cuales hemos firmado un acuerdo de colaboración para invertir más de 1 millón de euros en los mejores proyectos impulsados por talento femenino y que hacen un trabajo excelente.


3. Invierten en proyectos de alto riesgo

A un business angel le encanta apostar por empresas altamente innovadoras y con potencial. El riesgo es elevado, pero, en caso de resultar un éxito, las ganancias son elevadisimas. Mira el caso de Facebook, Google, Amazon o Linkedin. Un business angel vio en ellas originalidad, diferenciación, un proyecto viable y sobre todo… Atractivo. 

Y es que sus inversiones suelen oscilar entre los 25.000 y los 200.000 euros, aunque estas cifras pueden variar dependiendo del número de inversores o la disponibilidad del capital. Lo más interesante es que no dependen de terceros, invierten su dinero personal y, en consecuencia, toman sus propias decisiones. Un auténtico voto de confianza y compromiso hacia tu proyecto.