Categorías
Startup

Entrevista a Talía Bonmatí, CEO y fundadora de Dinbeat: «El pet tech es un sector bastante desconocido, aunque está creciendo un 5,8% anual»

Gemma Fontseca: Buenas tardes y bienvenidos a Oryon Universal. Hoy tenemos el placer de contar con una startup que está de enhorabuena. Digo esto porque hace unos días salió su nombre en los medios de comunicación por conseguir una ronda de financiación de más de 500.000 euros y más en tiempos de coronavirus, que tiene mérito. Estamos hablando de Dinbeat y tenemos con ella a su fundadora Talía Bonmatí. Bienvenida Talía. 

Talía Bonmatí: Hola Gemma, muchas gracias por habernos invitado.

Gemma Fontseca: En primer lugar, Talía, imagino que estáis muy contentas con esta inversión. Y para quien no lo sepa, ¿en qué consiste Dinbeat?

Talía Bonmatí: Desde Dinbeat lo que desarrollamos son productos tecnológicos y que hasta el momento eran para mascotas. También te lo contaré después, pero nos hemos metido en el mundo humano. Son productos innovadores con los que pretendemos crear un valor añadido y que sean bastante útiles tanto en nuestra parte veterinaria, como en el mundo health. 

Nuestro primer gran lanzamiento se llama Dinbeat UNO y es un arnés que tiene unos sensores y sirve para monitorizar en tiempo real y sin cables la salud de las mascotas. Es un medical device veterinario y se utiliza sobre todo cuando los animales están hospitalizados, ya que con este dispositivo los pueden tener monitorizados desde un único panel recibiendo alertas y notificaciones, con lo cual los veterinarios pueden reaccionar rápido si tienen algún problema con alguno de los pacientes. Además, este es el producto con el que estamos haciendo una validación clínica para que se pueda utilizar en personas y en temas relacionados con la telemedicina. 

«En Dinbeat creamos productos innovadores que sean útiles tanto en nuestra parte veterinaria como en el mundo health»

Gemma Fontseca: Siguiendo con lo que comentabas, también me gustaría preguntarte un poco más por tu trayectoria profesional y por qué decidiste emprender. 

Talía Bonmatí: En mi caso vengo del mundo de la comunicación y del marketing, o sea, nada que ver con lo que hacemos nosotros aquí. Siempre me preguntan si he estudiado veterinaria o ingeniería, pues la verdad ninguna de las dos (ríe)

Si que es verdad que he trabajado en empresas relacionadas con temas de comunicación, como por ejemplo en discográficas, editoriales o promotoras de conciertos. Luego terminé por cosas de la vida, trabajando en startups y la verdad es que desde siempre me considero una persona muy emprendedora. Y es que siempre me ha gustado un poco lanzarme. Además, no he tenido miedo tampoco para emprender nuevas aventuras profesionales y más en Dinbeat, que une mis dos pasiones, que es tanto la tecnología como los animales. Entonces empecé trabajando en startups y al final dije “oye, pues me apetece probar, ¿no?” Estas son las cosas que más me gustan. Y pues vamos a probarlo. 

«Dinbeat une mis dos pasiones, que es tanto la tecnología como los animales»

Gemma Fontseca: También te quería comentar que es verdad que en el mundo de nuevas startups siempre estamos hablando de fintech, de proptech o de ocio. ¿Qué lugar tienen las startups dedicadas a los animales y las mascotas? ¿Cómo ves el sector?

Talía Bonmatí:  La verdad es que es un sector bastante desconocido, especialmente en España. Lo que nosotros hacemos, que es pet tech, es un término no muy utilizado en nuestro país, pese a que sí existe en Estados Unidos, dónde suenan más este tipo de empresas relacionadas con la tecnología de los animales. 

Sin embargo, es un sector que está creciendo muchísimo: un 5,8% anual y se espera que siga así hasta 2025. Lo que es el núcleo de pet tech, dentro del sector mascotas, se espera que pasen de una facturación de 4 billones de dólares hasta más de 20 en 2025. O sea, es un crecimiento bastante grande.

Entonces, yo creo que sí que están saliendo algunas empresas relacionadas con la calidad de vida de nuestras mascotas a nivel nacional. Aunque creo que cada vez van a ir cogiendo más fuerza, ya no tanto por un tema de dispositivos físicos, sino por toda la parte que hay detrás, que es de de datos. Al final creo que es muy importante recoger toda esta información para luego poder colaborar, especialmente en los estudios sobre comportamiento como en temas relacionados con la salud. Aunque, desde luego también es muy extrapolable al sector humano. Y al final creo que lo más importante, en este tipo de empresas, es no tanto el hardware, que es la forma en la que recogen los datos, sino los datos en sí, como los analizas luego a futuro.

«El pet tech es un sector que está creciendo un 5,8% anual y se espera que siga así hasta 2025»

Gemma Fontseca:  Y ahora que estamos hablando de presente y futuro, ¿cómo véis vuestro presente y vuestro futuro con el coronavirus? Porque estaba leyendo en vuestras redes que os contactaron a finales de marzo para saber si dicha tecnología que utilizáis pudiera ser utilizada para monitorizar humanos durante la covid-19. Y si no lo he entendido mal, de aquí nació Dinbeat Life. ¿Qué me puedes contar?

Talía Bonmatí: En nuestro caso particular, abrimos una ronda de inversión unos meses antes de que ocurriera el coronavirus. Durante la primera semana se ralentizó bastante, pues durante la primera semana teníamos algunos inversores más o menos con tickets, casi confirmados, que nos dijeron que les daba un poco de miedo y que preferían ver qué es lo que iba a pasar y cómo iba a evolucionar todo. Y la verdad que nos preocupamos bastante.

Pero luego nos surgió esta oportunidad a través de IQS Tech Factory que es una aceleradora de startups en la que participamos en un programa, pues a través de ellos nos conocieron desde Médicos Sin Fronteras y desde el Instituto Catalán de Salud de la Zona Metropolitana Norte. Nos contactaron para saber si la tecnología que habíamos desarrollado para monitorizar animales como bien dices, pues si podían utilizarla para monitorizar a enfermos de covid. Nos decían lo siguiente: “si tuviésemos una herramienta como la vuestra, que al final es portátil, para los hospitales de campaña que estamos montando, pues sería una buena herramienta para poder monitorizar a todos los pacientes que tenemos ingresados desde un único panel recibiendo alertas”.

Y para poder reaccionar, sobre todo rápidamente, porque lo que nos decían es que al final era poco personal para tanta gente que estaba ingresando. Y también a nivel interno, en hospitalización o incluso para los pacientes de telemedicina que nos explicaban que había mucha gente, pues no podían ingresar en un hospital porque no estaban graves tampoco. A lo mejor eran asintomáticos o los síntomas eran más leves y era más seguro que se quedaran en sus casas, pero tenían que hacerles un seguimiento telefónico.

Entonces nos decían “si tuviésemos una herramienta como la vuestra, como Dinbeat Life automáticamente nosotros sabríamos como estaban evolucionando y llamaríamos solo a los pacientes que están empeorando o que están en peores condiciones, con lo cual es más eficiente el tiempo de todo el mundo y es un poco por lo que nos lanzamos a esta aventura”. También hubiese sido muy interesante poder monitorizar a gente mayor de la tercera edad o a lo mejor que están en residencias de ancianos, pues es una herramienta también bastante útil para que se utilice desde los propios centros para poder constatar que también a nivel de salud, la gente que tienen allí conviviendo con ellos están bien. La verdad es que es una oportunidad muy buena. Y a raíz de que nos surgió esta oportunidad, cerramos la ronda de financiación en menos de cuatro semanas. O sea, una locura (sonríe)

«Cerramos la ronda de financiación en menos de cuatro semanas. O sea, una locura»

Gemma Fontseca: ¡Qué aventura! Y qué buenas noticias, por supuesto. Y hablando también un poco de emprender, que imagino que puede ser un poco montaña rusa, por lo que comentas… Ya que un día estás arriba, un día cierras una ronda y otro día ocurre otra cosa. Me gustaría que te mojarás un poquito y que me dijeras que es para ti lo mejor y lo peor de emprender que te has encontrado en tu trayectoria.

Talía Bonmatí: Yo creo que lo mejor, sin duda, es el aprendizaje, porque al final tanto lo bueno como lo malo siempre te enseñan algo.

Y lo peor es quizá que hay momentos de mucha soledad, incertidumbre. Por ejemplo, cuando tienes que tomar a lo mejor decisiones importantes, o sobre todo cuando ocurren cosas que no son favorables y tienes que tomar definiciones de sí sigues, si paras o si cambias de rumbo o no. Y a veces te sientes como un poco solo en este sentido, aunque hay un ecosistema muy grande de personas.

Hay gente que te apoya, pero bueno, al final acaba siendo una decisión tuya y es mucha, mucha responsabilidad, porque yo creo que es un poco lo peor. 

Gemma Fontseca: Ya para terminar la entrevista, me gustaría que me comentaras si tienes alguna frase, consejo o algún lema que nos recomendarías y que te has encontrado en tu trayectoria profesional.

Talía Bonmatí: Una de las cosas que decimos en Dinbeat es que al final el 90% de todo lo que haces o todo lo que puedes hacer es un tema de actitud. Y el otro 10 % se aprende. O sea, al final cuando incorporamos a gente en el equipo, lo que buscamos es gente que tenga un poco este perfil de resiliencia, que no tenga miedo a hacer cosas. Y siempre decimos oye, nadie sabe todo de nada, ¿no? Pero lo importante es que tengas ganas de aprender, capacidad y sobre todo mucha actitud. Eso es un poco lo que queremos transmitir.

Gemma Fontseca: Qué consejos más interesantes nos has dado. Y también decirte que muchísimas gracias por aceptar esta entrevista, que me imagino que debéis ir a tope y que os deseo muchísima suerte, que sé que la tendréis y que evidentemente lo mejor está por llegar. Y te mando un abrazo muy fuerte desde Oryon Universal y que estamos aquí para lo que necesitáis.

Talía Bonmatí: Muchas gracias a vosotros, Gemma. Un abrazo y oye, a ver si nos podemos ver físicamente cuando todo esto pase (sonríe).