Categorías
Corporate Innovación Inversión Sin categoría

Tendencias innovadoras de cara al 2021

La salida de este 2020 y la entrada al nuevo año es el mejor momento para emprender y llevar a cabo ideas innovadoras capaces de mejorar la sociedad. Es el momento de transformar las ideas en proyectos.

Con las complicaciones que ha acarreado la pandemia del Covid-19 y las agitaciones que está sufriendo la economía a nivel mundial, han surgido nuevos sectores prometedores que requieren de personas que quieran aportar soluciones. Esto ha provocado cambios en nuestros hábitos de consumo y de vida, abriendo con ello un nuevo mundo de oportunidades teniendo en cuenta que las mejores innovaciones han surgido de la motivación por encontrar formas de cubrir necesidades o solucionar problemas recurrentes en la sociedad.

De cara al 2021, nos encontramos con un abanico de sectores potenciales en los que innovar o invertir. A continuación presentamos 8 necesidades emergentes que podrían traducirse en oportunidades para emprendedores e inversores en la sociedad post-COVID19.

El Teletrabajo

Los recientes meses, las empresas han tenido que reaccionar con agilidad y rapidez para poder adaptarse a los recursos requeridos por la situación actual, ya que con el impedimento a la hora de acceder físicamente a las sedes corporativas por la prevención sanitaria de sus trabajadores, estos han tenido que encontrar una manera de poder seguir trabajando sin verse obligados a detener su actividad. Esto lo han hecho mediante herramientas que se han visto reforzadas como Zoom, Google Meats, Webex, Skype…

El resultado de trabajar a través de estas plataformas, en su mayoría ha sido positivo, hecho que provocará que de ahora en adelante, las empresas cuiden aún más, su parte digital para poder exprimirla al máximo, aprovechando todo su potencial y a la vez poder estar preparadas para futuros imprevistos. Este hecho brinda una oportunidad a innovar y mejorar el sistema de estas aplicaciones como modelo de negocio para ayudar a las empresas a establecer y mantener protocolos de trabajo remoto.

Formación Online

La digitalización en el ámbito educativo estaba empezando a dar sus primeros pasos cuando se ha visto forzada a formación plenamente online. Actualmente han aparecido aplicaciones como Google Classroom, Duolingo o Smartick para cubrir esta necesidad inminente.

Esto deja muchas puertas abiertas para aquellos emprendedores que tengan ideas innovadoras en relación a la enseñanza tanto infantil como adulta y para la creación y mantenimiento de servidores potentes capaces de soportar toda la carga de trabajo telemática requerida.

Ciberseguridad

Con el teletrabajo forzado de estos últimos meses, muchas empresas han sufrido ciberataques encabezados por hackers que han aprovechado el desconocimiento y el encontrarse desprevenidas para poder acceder a datos confidenciales.

Actualmente en España ya hay startups de referencia en este campo como lo son Countercraft o AlienVault. Se prevé que las empresas de ciberseguridad serán cada vez más necesarias para  aportar soluciones a este problema a la vez que deberán enfrentarse a nuevos retos, ya que con el despliegue del internet of things o la smart mobility, se abren nuevas vías de ataque.

BLOCKCHAIN

Otro sector que seguirá creciendo con fuerza y al cual se le estima un prometedor futuro es el del Blockchain.

Blockchain es una tecnología que permite intercambiar activos con valor capaz de descentralizar y verificar procesos e incluso cambiar la forma de financiamiento. Se trata de una herramienta muy potente para comunicarnos y almacenar información de forma confiable; un modelo descentralizado donde la información es de todos.

El futuro cercano del blockchain pasa por sus usos sociales o a nivel de medios, potenciándolo con el Big Data y haciendo un ecosistema de tecnologías.

Impresión 3D

La impresión 3D ha ganado popularidad estos últimos meses debido a que se ha recurrido a esta tecnología para producir material sanitario. Se prevé que esta actividad se podría extrapolar a otros sectores y abrir una puerta a la creación de cualquier tipo de productos. Con la evolución en la impresión 3D ha aparecido la posibilidad de imprimir todo aquello que se desee a un menor coste a la vez que la opción de que cada individuo pueda diseñarse sus productos a medida y gusto e imprimirlos para sí sin necesidad de acceder a una tienda para obtenerlo a un precio más elevado y con características preestablecidas por la marca.

La impresión 3D seguirá en aumento a medida que se reduzca su precio y mejoren sus funcionalidades y se ha convertido en un sector con mucho potencial y futuro.

Servicios de ayuda a colectivos desfavorecidos

Ante la situación actual, muchas personas con necesidades especiales se han visto en la situación de estar necesitados de ayuda pero con la incapacidad de acceder a ella debido a las restricciones establecidas por el gobierno. Para solucionar esta situación, startups asistenciales también conocidas como “elders” como lo son Cuidum, Cuideo han aparecido con la finalidad de conectar a estas personas con voluntarios dispuestos a ofrecerles las ayudas afectivas, sanitarias o terapéuticas requeridas.

En este aspecto, se brinda la oportunidad a seguir investigando las necesidades de este sector de la población y la mejor manera de llegar a él para poder brindar resultados satisfactorios a través de ideas innovadoras.

Actividad desde casa

La pandemia ha provocado que con el cierre de los locales de ocio, deporte y alimentación, las personas se hayan visto forzadas a realizar estas actividades en sus domicilios en la medida de lo posible. Muchos de estos negocios, han tenido la iniciativa de ser ellos quienes incentiven estas acciones a través de Instagram, Facebook, YouTube, …

Es por ello que aparece aquí una oportunidad para que esto pueda perdurar en la era Post-Covid19, ya que por incompatibilidad de horarios o por motivos personales, muchos usuarios se encontraban con la incapacidad de poder disfrutar de ciertos entretenimientos como clases en los gimnasios, falta de tiempo para cocinar de manera saludable, sostenible y casera, … Así, ha surgido la oportunidad de poder ofrecer todo este contenido en plataformas streaming para que cada usuario pueda acceder a ello cuando más le convenga hacerlo abriéndose así un nuevo mercado con mucho potencial.

Distribución

A causa de la pandemia, tanto el suministro como la producción de bienes se han visto detenidos dificultando así su distribución a los destinos requeridos. Por ese motivo se está planteando la creación de plataformas globales que utilicen tecnologías sofisticadas como 5G, Robótica y IoT (Internet of things) para conectar a múltiples compradores con sus proveedores.

Además, esta situación está favoreciendo a las compras online incrementando la demanda en empresas de comercio electrónico, factor que se traduce como otra oportunidad para aquellos que quieran aprovecharla.

Categorías
Startup

¿Por qué no consigo inversores?

Sí. Esta es la pregunta del millón para muchos de nosotros y nosotras. Tengo una startup, con buenas perspectivas de presente y futuro, mi idea tiene su público, presencia en redes sociales, empiezo a ser conocido, pero… ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Por qué recibo silencios? ¿Por qué no me dan ningún feedback? ¿Por qué no consigo inversores?

Nunca existe la respuesta correcta o ideal, pero sí distintos aspectos generales que suelen coincidir para que distintos business angels o inversores se inclinen por un no o simplemente muestren indiferencia, que a veces es mucho peor. Desde el equipo de Oryon Universal hemos elaborado un listado, siempre desde una perspectiva motivadora:

1. A veces los emprendedores piensan que solo necesitan financiación por parte de capital privado y quizás son más adecuadas otras formas de conseguir dinero

Optar a programas de aceleración con oportunidades de financiación también puede ser un push a la carrera de emprendedor. Y es que, sin lugar a duda, formar parte de un programa de aceleración es una forma más de ser invertido. Muchas aceleraciones funcionan a fee o con un porcentaje de adquisición de startups a cambio de la presentación de servicios y asesoramiento. Por ejemplo, desde Oryon Universal ofrecemos tech for equity desde Oryon Next.

También es importante conceptos como la escalabilidad que pueda tener tu startup, el estado de madurez y la validación. Una startup siempre está en constante actualización y mejora. Y esto es lo mejor: un aprendizaje contínuo.

2. Es importante transmitir una visión clara de a dónde se quiere llegar

Buscar empatía con el inversor y explicarle el sueño que te ha llevado a desarrollar el proyecto. Es primordial saber comunicar tu proyecto, tu valor añadido y lo que aportas al mercado. Aquí nos gustaría hacer hincapié en evitar, principalmente, enviar documentos con centenares de páginas sobre tu proyecto. Tenemos que pensar que los inversores reciben muchos proyectos al día y debemos llamar la atención, ya sea con un «investor deck», es decir, mostrar tu compañía en una simple página. Debemos priorizar nuestro storytelling. Y, por supuesto, nuestro elevator pitch. Tenemos mucho potencial y muchas cosas por contar. 

También puede ser muy positivo participar en foros de inversión online de startups, para coger nuevas ideas y detectar nuevas oportunidades.

3. Dejarte apoderar por las prisas y escribir ‘a lo loco’ a los inversores mediante correos electrónicos o mensajes genéricos sin personalizar con el objetivo de pedir dinero de manera bastante directa

En este caso creemos que es importante analizar al potencial inversor y presentarse solo ante los que puedan tener interés y que tengan conocimiento de tu sector. 

4. Conseguir llegar a un inversor a través de la confianza, un valor fundamental

En España tenemos el carácter latino, próximo y a veces invertimos por la confianza que percibimos, así como por la cercanía, por las personas, o “la persona”. Además de las primeras impresiones, para los inversores, que los fundadores hayan conseguido las «3 F», es decir, dinero de founders, family and friends, es vital. Esto significa que los impulsores de las startups han invertido su propio dinero, han involucrado a familiares y también amigos y la verdad que tiene mucho mérito. Hay gente de verdad que ha confiado en el proyecto desde el principio.

5. La importancia de un buen equipo

Ver un equipo comprometido, que en la mayoría de ocasiones trabaje a tiempo completo en el proyecto y que tenga experiencia en el sector. A veces ocurre que distintas startups se forman gracias a un grupo configurado por distintos compañeros de la universidad y, aunque no tiene nada de malo, cuentan con un mismo background. Es muy importante contar con distintos perfiles profesionales y, asimismo, tienes a muchos profesionales a tu alrededor que estarán encantados de ayudarte.  

6. Por último, en un mundo cada vez más digital, la tecnología bien aplicada al modelo de negocio, es clave para que el proyecto pueda llegar más lejos

Aquí entra en juego el uso de la tecnología, así como poder contar con la presencia de un Chief Technology Officer (CTO) que marque la diferencia. 

¿Añadirías otro aspecto a tener en cuenta?

Categorías
Corporate Startup

La relación entre grandes corporaciones y startups: ¿un win-win para todos?

En el sector tecnológico todo sucede muy deprisa: o te adaptas o estás condenado a la desaparición. Que se lo digan a Blackberry, una compañía que constató el éxito y el fracaso en pocos años. Esta marca de smartphones fue pionera entre 2002 y 2009 e incluso tenía una aplicación de mensajería propia, mucho antes que apareciera WhatsApp. Es más, la compañía llegó a valer algo más de 80.000 millones de euros. No obstante, su trayectoria fue demasiado corta, ya que en septiembre de 2016 dejó de fabricar móviles. El motivo principal fue que Steve Jobs cambió la historia de los teléfonos inteligentes con el lanzamiento del primer iPhone en 2007.

Es justo esta apuesta por la innovación la que ha unido y conectado a las startups con las grandes corporaciones, consideradas alejadas la una de la otra en ciertos momentos de su historia. Para algunas empresas, las startups llegaron con la clara intención de romper las reglas del juego y, como consecuencia, de obligarlas a reinventarse y tener que salir de su zona de confort. Un ejemplo conocido sería la transformación que han traído compañías como Uber, Airbnb o Glovo. ¿Acaso no han fomentado un cambio radical en el sector del transporte, el turismo y la restauración?

“Las startups obligan a las empresas a reinventarse y a salir de su zona de confort”

La relación entre actores: una apuesta ganadora

En primer lugar, el elemento diferencial de las startups es que gozan de agilidad, flexibilidad y se caracterizan por un ADN innovador, además de un trato cercano y personalizado. Dicha proximidad permite conocer de primera mano cuáles son las necesidades del mercado. El feedback es instantáneo y permite optimizar el producto hasta conseguir resultados verdaderamente satisfactorios.

Las grandes corporaciones, en cambio, disponen de una amplia cartera de clientes, recursos y del famoso know how, es decir, la experiencia empresarial. Para una startup, unirse a una multinacional proporciona recursos para escalar un negocio. ¿Imaginas poder llegar a toda su red de distribución y clientes en poco tiempo? Para las grandes compañías supone tomar el pulso de la innovación y aliarse con actores que lo pueden cambiar todo. Es decir, un win-win para todos.

“Las startups son ágiles, flexibles y con un ADN innovador. Las grandes corporaciones tienen clientes, recursos y know how

El papel de Oryon Universal

En Silicon Valley, Israel o Londres es común, desde hace años, la práctica del corporate venturing, que últimamente ha ganado fuerza en España. Impulsar la cultura de la innovación abierta dentro de las organizaciones es uno de nuestros objetivos, así como fomentar la relación y conectar las startups y las corporaciones. Una apuesta ganadora.

Categorías
Startup

5 startups españolas más atractivas y mejor valoradas de 2020, según Linkedin

Linkedin lo ha vuelto a hacer. Ha analizado los datos de 13 millones de usuarios de la red social para averiguar cuáles son las startups españolas más atractivas y mejor valoradas de 2020. Y es que, sin lugar a duda, esta red social es el espacio al que acudimos millones de profesionales para conocer las últimas novedades del mercado laboral, de nuestro sector y, porque no, de nuevas oportunidades y empleo. 

Así que en base a 4 criterios ha elaborado el listado de las top 10 emergentes españolas: crecimiento de empleo, interés por parte de los profesionales en sus anuncios, interacción en la red social del equipo de la compañía y la contratación de perfiles de las empresas top mundiales. Empezamos el listado:

1. ThePowerMBA

Sede en Madrid. ThePowerMBA cuenta con 210 profesionales y más de 40.000 alumnos en 3 años. Esta startup se define como «la escuela de negocios que cambia las reglas» y dispone de una estrategia de marketing impecable. Pocos la desconocen. 

2. Colvin

Ramos de flores a domicilio y más de 14 millones de euros de financiación. En España, 100 trabajadores forman parte de Colvin. Números optimistas de una startup para los que aman el detalle de cada detalle porque nunca es suficiente cuando se trata de hacer feliz a alguien que quieres.

3. Factorial HR

«No pierdas tiempo haciendo tareas administrativas de Recursos Humanos y dedícate a lo que de verdad importa». Este es el lema de Factorial Hr. Además de buenas noticias para una firma que ha levantado 15 millones de euros en una de las mayores rondas de financiación del ecosistema emprendedor español. Ubicada en Barcelona, cuenta con 95 empleados en España.

4. Lola Market

En pocas palabras, Lola Market hace la compra por ti y te la lleva a casa. Se definen como «el nuevo servicio para hacer la compra en tus supermercados de confianza». De momento cuenta con 90 profesionales en Madrid

5. Wallbox Chargers

Diseñar, desarrollar y fabricar cargadores para coches eléctricos. Wallbox Chargers, con base en Barcelona, cuenta con más de 250 trabajadores en España. Su objetivo: aumentar su capacidad para afrontar sus planes de expansión internacional en Estados Unidos, China y Japón, tal como comentaban en La Vanguardia recientemente. Además, en el 2019 duplicó sus ventas, que alcanzaron los 9,4 millones de euros. 

Categorías
Startup

Despreocúpate del elevator pitch: trucos para marcar la diferencia

Que los encuentros casuales o situaciones informales con personas de todos los ámbitos pueden convertirse en oportunidades para ti, no es ninguna novedad. ¿Quién no ha conocido a su actual socio o potencial partner en una quedada con amigos o en una afterwork? Que se lo digan a emprendedores o emprendedoras, que en algunas ocasiones han conocido a inversores en las situaciones menos pensadas. Hoy quiero hablar de un concepto que considero muy interesante: elevator pitch o, en castellano, el discurso del ascensor. Y que, sin lugar a duda, es importante trabajarlo (y tenerlo interiorizado) de la mejor manera posible. Es fundamental decirlo con seguridad y confianza. 

Básicamente, un elevator pitch es un discurso, breve y conciso, que tiene como objetivo presentar un proyecto o startup. La principal misión: persuadir a la audiencia (inversores o clientes) en el tiempo que dura un viaje en ascensor: es decir, un minuto. Despertarles curiosidad. 

“El objetivo de un elevator pitch es persuadir a la audiencia y despertarles curiosidad en el tiempo que dura un viaje en ascensor: un minuto”

Origen y beneficios

Puede parecer un concepto moderno, pero la verdad es que empezó a utilizarse en el mundo de los negocios en los años 80. La metodología del elevator pitch se popularizó a partir de 1980 en la Harvard Business School y desde entonces el término pitch se emplea para hablar de manera informal de un discurso o presentación de un proyecto o startup. 

Los usos de un buen elevator pitch pueden ser muchos: conseguir fondos para nuestra idea, obtener aprobación de nuestros proyectos, captar personas que colaboren con nuestro equipo o conseguir quien nos prescriba, o incluso buscar trabajo. En cualquier momento puedes necesitar tu elevator pitch.

“Un elevator pitch puede servir para conseguir inversores, aprobación de proyectos o conseguir nuevos colaboradores”

Trucos y principales características

Si hacemos una búsqueda en Google podemos encontrar muchos tutoriales y entradas de blogs, pero para mi no existe una receta ideal. Simplemente podríamos decir que el discurso apele a las emociones y genere curiosidad. Debes involucrar al que te está oyendo. Sin embargo debemos tener en cuenta que cumpla 4 características:

  1. Que defina tu proyecto: el problema que existe, la solución que ofreces y a quién te diriges. 
  2. Que responda a las preguntas más comunes: de dónde vienes, tu experiencia y hacia dónde vas
  3. Que deja bien claro tu valor añadido
  4. Explique tu modelo de negocio

Además, como trucos añadiría que cuentan con un factor sorpresa al principio y un final para el recuerdo. Y la clave: practicar, practicar y practicar. 

“Es importante que el discurso consigue un factor sorpresa al principio y un final que no deje indiferente”

Lo que debes evitar

Cuando prepares tu elevator pitch, debes eludir lo siguiente:

  • No abrumar con cifras
  • Exagerar datos
  • Dar sobreexplicaciones o rodeos
  • Pasar por alto la competencia. Demuestra nulo conocimiento o muy pobre del mercado. 
  • Explicar demasiados tecnicismos.
  • Evita usar una palabra muletilla. Puede ser un nombre, un verbo, un adverbio o una expresión completa. Pueden deslucir todo lo demás que se está diciendo. 
  • No gesticular. La comunicación no verbal es muy importante
  • No decir dónde pueden encontrarte. Da tu correo electrónico o las redes sociales de tu startup, es más fácil que te encuentren por allí. 

«Evita exagerar datos, no gesticular o hablar con demasiados tecnicismos»

Casos de éxito

Hemos hablado de trucos, consejos y características. Pero, como todo en la vida, nada como un buen ejemplo. Es allí donde nos inspiramos y marcamos la diferencia de verdad. Uno de los elevator pitch que más recordamos es el de Steve Jobs. ¿De quién sino? Hablamos del maestro del arte del storytelling. Jobs anunció tres frases en una de las presentaciones más recordadas de la historia de la tecnología: la del primer iPhone, hace ya más de una década. El fundador de Apple sabía cómo generar expectación entre el público que asistía a sus famosas keynotes gracias a sus sentencias grandilocuentes. Las principales frases. 

“De vez en cuando, aparece un producto revolucionario que cambia todo”. “Este es el día que he estado esperando desde hace dos años y medio”. “Hoy vamos a hacer historia juntos”.

Otro ejemplo interesante, es el de los fundadores de Airbnb, que en su elevator pitch utilizaron la estrategia de atraer a inversores planteando tres problemas: alto precio de hoteles, desconexión de la ciudad y ausencia de una forma fácil para que un residente alquile su habitación. Airbnb: la solución. 

Y es que el secreto de un gran discurso es que sea capaz de cambiar la forma en que piensa, siente y actúa la audiencia. En un momento donde las diferencias entre las startups empiezan a ser muy sutiles a nivel técnico e innovador, gana quien construye una narrativa potente y un storytelling que no deja indiferente. 

«El secreto de un gran discurso es que sea capaz de cambiar la forma en que piensa, siente y actúa la audiencia«

Categorías
Inversión

Mi primera vez invirtiendo en startups: ¿qué aspectos legales tengo en cuenta?

Es muy habitual que algunos inversores que tradicionalmente han hecho inversiones en mercados tradicionales como el bursátil, la construcción o el sector inmobiliario se animen a hacer inversiones en startups. Estos pequeños inversores, no profesionales, están ávidos por hacer crecer su dinero y quieren explorar nuevas vías o fórmulas para obtener rentabilidad o ingresos pasivos. Estamos ante la inversión del siglo XXI.

Invertir en startups no es la mejor opción para inversores pasivos. No sólo se trata de aportar capital, sino que también es importante sumar conocimiento o expertise que añada valor a la startup. Para hacer una buena (primera) inversión es imprescindible analizar el riesgo que comporta la inversión: en las primeras fases habrá más riesgo, mientras que en etapas más maduras el riesgo disminuirá. Pero, ¿cómo se puede reducir el riesgo? Es preciso consultar las métricas del negocio (KPI), aspectos financieros, conocer al equipo humano que hay detrás del proyecto, cuántas rondas de financiación se han llevado a cabo y tener en cuenta algunos aspectos legales. Se trata de evitar futuras contingencias o problemas que hagan peligrar el porvenir de la startup.

«No sólo se trata de aportar capital, sino que también es importante sumar conocimiento o expertise que añada valor a la startup»

(A) Cumplimiento normativo: 

En primer lugar, es necesario verificar que la startup esté al día de sus obligaciones tributarias (con Hacienda) y con la TGSS (Tesorería General de la Seguridad Social). En el supuesto de que existan deudas con alguna de estas dos entidades, huye. Es un claro síntoma de que la salud financiera de la startup no es la adecuada. No es muy atractivo para un inversor que parte del capital que se va a invertir vaya a parar a satisfacer estas obligaciones en vez de a hacer crecer al negocio. 

En segundo lugar, conviene comprobar que los activos de la startup son propiedad de ésta. Es muy común que al principio de la aventura de emprender uno de los socios adquiera propiedades en su nombre (dominio de la página web, patentes, marcas, etcéra). No sólo es importante verificar la propiedad de los bienes tangibles sino también los intangibles. No olvidemos que entre el 50% y el 80% del valor de las startups y empresas reside actualmente en sus intangibles, especialmente en el sector tecnológico o digital.

En tercer lugar, muy interesante hacer una visita al Registro Mercantil para ver si la startup está inscrita, cuando empezó su actividad o como están configurados los Estatutos Sociales por si existen limitaciones o derechos en favor de los socios. El Registro Mercantil, además, es el encargado de legalizar los libros mercantiles y contables de la startup. Si vas a realizar una inversión es de suma importancia conocer cómo se está gestionando internamente la startup.

«Es importante hacer una visita al Registro Mercantil para ver si la startup está inscrita»

(B) ¿Cómo se ejecutará la inversión?

Una vez el inversor haya comprobado que la startup cumple con todas las obligaciones legales es el momento de hablar sobre las condiciones mediante las cuales se va a producir la entrada de éste.

El inversor debería plantearse algunas preguntas, tales como: ¿cuál es la valoración de la startup? ¿a través de qué herramienta se efectuará la inversión? ¿cuántas participaciones obtendré a cambio de mi inversión? ¿cuándo se entregarán las participaciones? ¿qué derechos obtendré, políticos y económicos?

Estrategias de crowdfunding o rondas de financiación suelen ser fórmulas para invertir capital por primera vez, pero, ¿cómo se regula la inversión? Lo más habitual es empezar negociando un Term Sheet. Este documento recogerá las condiciones mínimas de la inversión así como las obligaciones y derechos de las partes (emprendedores e inversor). Esta información se recogerá y se implementará en un Pacto de Socios en el que se detallarán de forma más exhaustiva la relación de los diferentes socios de la startup. 

«Estrategias de crowdfunding o rondas de financiación suelen ser fórmulas para invertir capital por primera vez»

Cada vez es más normal optar por la fórmula de ‘nota convertible’ con el objetivo de obtener capital de forma ágil y rápida y poder, así, hacer crecer el negocio antes de iniciar una ronda de financiación.

(C) Control y salida:

Cuando un inversor decide invertir en una startup suele hacerlo porque está interesado en el proyecto, en la solución que aporta al mercado, porque piensa que es escalable y puede obtener una rentabilidad en su inversión y porque cree que el talento que lidera el proyecto es el adecuado para desarrollarlo.

Lo ideal es establecer mecanismos para conservar la identidad del proyecto, entiendo esta identidad como la figura del emprendedor. Es muy aconsejable regular cláusulas de permanencia del emprendedor en la startup con la finalidad de conducir el proyecto hacia los términos esperados por el inversor o cláusulas de no competencia y exclusividad para evitar que haya una ‘fuga de información’ que pueda repercutir negativamente en la startup. No menos importante es el control financiero: el inversor debe tener derecho a recibir información financiera periódicamente para conocer ‘cómo va la cosa’.

«Es muy aconsejable regular cláusulas de no competencia y exclusividad para evitar que haya una ‘fuga de información’ que pueda repercutir negativamente en la startup»

Cualquier inversor tiene la expectativa de percibir una rentabilidad por su aportación. No sólo participar en los eventuales, sino también ‘revender’ sus participaciones a un precio mayor al que adquirió originariamente. Las cláusulas drag along (derecho de arrastre) o  tag along (derecho de acompañamiento) son algunas de las cláusulas que el inversor debe pedir que se contemplen en el Pacto de Socios para velar por sus derechos y opción a salir de la startup.

(D) Fiscalidad de la inversión:

En el momento de invertir en una startup es muy interesante tener en cuenta que desde la entrada en vigor de la Ley 14/2013, los contribuyentes podrán deducirse el 20 por ciento de las cantidades satisfechas en el período por la suscripción de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación, pudiendo además de la aportación temporal al capital, aportar sus conocimientos empresariales o profesionales adecuados para el desarrollo de la entidad en la que invierten en los términos que establezca el acuerdo de inversión entre el contribuyente y la entidad. La base máxima de deducción será de 50.000€ anuales y estará formada por el valor de adquisición de las acciones o participaciones

Para optar a estos incentivos o ventajas fiscales para la inversión es preciso cumplir con algunos requisitos. es recomendable consultar la página web de de la Agencia Tributaria (deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación), algunos de los requisitos:

  1. Máximo de 400.000€ de fondos propios de la empresa en la que se realice la inversión 
  2. No se puede realizar inversión en empresas que coticen en un mercado negociado (incluidas las del Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Se mantiene durante todos los años de tenencia de la acción o participación.
  3. La startup que recibe la inversión deberá estar constituida bajo alguna de las formas de la Ley de Sociedades de Capital.
  4. La compañía inversora debe tener actividad económica y contar con los medios personales y materiales necesarios para realizarla. 
  5. No es posible inversión por parte de una sociedad creada únicamente para financiar una startup como son los vehículos de inversión. Existe una excepción con los vehículos de coinversión si se cumplen con los siguientes requisitos: 
  • Se mantiene la inversión más de 1 año.
  • Adquieren participaciones  mayores o iguales al 5%
  • Se constituyen con la finalidad de gestionar la participación.

Algunas comunidades autónomas regulan una ‘tarifa autonómica’ sobre la que se pueden aplicar algunas deducciones fiscales. Incluso estas deducciones autonómicas pueden complementar a la deducción estatal.

¿Ya conoces cómo invertir en startups?

Categorías
Startup

Crisis financiera de 2008: punto de partida de las startups que cambiaron las reglas del juego

¿Cuántas veces hemos comparado lo que estamos viviendo con todo lo que sucedió en 2008? ¿Cuántas veces hemos utilizado la frase «una crisis es la oportunidad perfecta para reinventarse»? Evidentemente, como todo lema, es fácil de decir, pero difícil de llevar a cabo. Y más si hay muchos puestos de trabajo en juego, planes de negocio, inversión e incertidumbres. ¿Y si la decisión que hemos tomado es arriesgada? ¿Y si deberíamos pensar más a largo plazo aunque ahora tengamos pérdidas? ¿Podré aguantar?

Y es justo en estos momentos en los que me gustaría comparar la situación actual con la de 2008. Hace 12 años la burbuja financiera pinchó y con ella el sistema se desmoronó. El paro subió como la espuma, los ingresos del estado cayeron y las empresas cerraron.  

«El paro subió como la espuma, los ingresos del estado cayeron y las empresas cerraron»

No obstante, cuando todo iba a peor, algunos emprendedores ante una crisis que nos llegó por sorpresa, fundaron algunas de las compañías más importantes que conocemos. ¿Acaso nos podemos imaginar sin Whatsapp? Otros ejemplos parecidos son Uber, Airbnb, Instagram, Spotify o Slack. Esta última, con el impulso del teletrabajo debido a la pandemia del coronavirus, ha visto un aumento de usuarios registrados muy notorio. O Instagram, que tres años después, fue aquirida por Facebook por 1 billón de dólares. Increíble. La operación fue en efectivo y con acciones, un precio que fue muy criticado en ese momento por ser demasiado alto, pero que ahora la mayoría reconoce que probablemente fue una ganga, entre las que me incluyo.

«El caso de Instagram es increíble. Fue adquirida por Facebook por 1 billón de dólares»

Otro aspecto que me gusta comentar es el caso de Spotify. Esta compañía, que nació el 2008 en Suecia, se encontraba con un mercado, el de la música, complicado y en pleno auge de la piratería. Su propuesta fue crear un servicio que fuera mejor que el de la piratería y al mismo tiempo compensara a la industria de la música. Un win-win para las discográficas y los usuarios, que cuenta con más de 200 millones. Y por solo 10 euros mensuales.

«La propuesta de valor de Spotify: crear un servicio mejor que el de la piratería y al mismo tiempo compensar a la industria de la música»

Para terminar, la lógica nos dice que los efectos que está provocando el coronavirus, dentro de la catástrofe, no parecen del todo malas noticias para una parte importante del sector tecnológico/digital. En un periodo de reclusión y confinamiento, como el que hemos pasado y nos espera con los posibles rebrotes, es a priori positivo para los asuntos de primera necesidad: teletrabajo, formarnos, atención médica, comprar y, sobre todo: entretenernos. Casos como el de Nannyfy, que hemos comentado anteriormente en nuestro blog, son el paradigma perfecto de reinvención.

Esta crisis puede tener elementos en común con la de 2008, pero tenemos unos recursos tecnológicos increíbles (e inimaginables) para hacer frente a una pandemia que jamás hubiéramos podido soñar, ni en nuestras peores pesadillas. No sin estas características, evidentemente. De Wuhan (China) al mundo, sin olvidarnos ningún país. Todos y todas lo hemos sufrido. A pesar de ello, cada crisis es un aprendizaje y, aunque estoy convencida que aún no hemos cerrado la de 2008, podemos hacer frente a cualquier imprevisto. Todo sea por nuestro bienestar y mejor calidad de vida, que nos lo merecemos más que nunca.

Categorías
Startup

3 startups en femenino que deberías conocer

Que la presencia de mujeres que deciden emprender en España es cada vez mayor, no es ninguna novedad. Y tenemos motivos para ser cada día más optimistas: por cada diez emprendedores masculinos, encontramos nueve femeninos, según el último estudio de Global Entrepreneurship Monitor. También tenemos otra razón para sonreír: en nuestro país, superamos y, de lejos, la media europea. Por fin vamos en la buena dirección gracias a las 650.000 mujeres que, día a día, sacan adelante el proyecto de su vida.

Aunque nadie dijo que emprender iba a ser fácil, la radiografía de la mujer emprendedora es mayoritariamente joven, entre 25 y 34 años y cuenta con estudios universitarios. Estamos hablando de mujeres con capacidad para la multitarea, las relaciones personales, con tolerancia al riesgo, orientación al logro y sobre todo: innovación y creación. Nos encanta idear, crear, formarnos y descubrir cosas nuevas. 

En Oryon Universal no queremos ser menos en el mundo de la emprendeduría. Recientemente hemos firmado un acuerdo de colaboración con la Asociación Women Angels for STEAM (WA4STEAM), para invertir más de 1 millón de euros en los mejores proyectos impulsados por talento femenino. Un grano de arena para propulsar a startups en momentos excepcionales con las mejores aliadas.

Por este motivo, presentamos 3 startups lideradas por mujeres que son un ejemplo a seguir y, a la vez, deberíamos conocer:

1. Nannyfy

Lo comentamos a finales de abril, Nannyfy es el caso por excelencia en tiempos de coronavirus. Una auténtica lección de positivismo en semanas de incerteza. Esta aplicación, nacida el 2018, conectaba a “canguros” con familias. Actualmente está experimentando un enorme boom en pleno confinamiento por el coronavirus. Y es que ha reinventado su negocio y ofrece canguros a distancia que dan clases de yoga, programación, guitarra, canto, dibujo o matemáticas, y ha disparado su facturación: el mes anterior ingresó lo mismo que en todo el año pasado. 


La CEO y fundadora de Nannyfy, Claudia de la Riva, es un claro ejemplo de liderazgo. Con sede en Barcelona, ha levantado 700.000 euros en dos rondas de financiación.

2. FilMarket Hub

¿Qué podemos añadir de este mercado online que enlaza proyectos de televisión y cine con compañías del sector audiovisual? La iniciativa, impulsada por la emprendedora Andrea Giannone con el apoyo de WA4STEAM, fomenta el mejor talento emergente aportando la máxima visibilidad. Interesante, sin lugar a dudas.

3. Sharify

Gemma Prenafeta, CEO y cofundadora de Sharify, ha demostrado que la innovación y rápida capacidad de reacción sigue formando parte de su ADN. Esta startup, que tenía como objetivo unir a personas que quisieran compartir actividades que fuesen desde ir a correr hasta organizar un concierto, se ha reinventado con un nuevo modelo de negocio en tiempos de coronavirus. Ahora, hablamos de planes en casa.  Y así nos lo contó hace unos días.

Bonus

En Oryon Universal contamos con startups lideradas por mujeres que son impresionantes y con un valor añadido: además de innovadoras, cuentan con una implicación para la sociedad. Valores fundamentales para nosotros.

Un interesante proyecto que forma parte de nuestro ecosistema es Wonderkids. La startup, impulsada por la emprendedora Elena Trias de Bes, es una aplicación especializada en el sector infantil dirigida principalmente a madres y padres que desean encontrar planes y servicios family-friendly en pocos segundos para disfrutar al máximo del tiempo en familia.

Se trata de un proyecto con potencial de crecimiento gracias a su propuesta de valor enfocada a familias que quieren mejorar el tiempo que pasan juntas y a la captación de agentes del sector de la formación, la restauración y el turismo, interesados en darse a conocer entre este colectivo. 

No podemos olvidarnos tampoco de Abogados Para tus Deudas, con abogados y abogadas especialistas en derecho bancario con más de 10 años de experiencia.

Además se han especializado en la Ley de la segunda oportunidad, que ayuda a las personas a cancelar sus deudas desde el 2015. Elisabet de Vargas, junto con Josefa Salazar y Cristian Tanase (CEO de la compañía), lideran este proyecto con un presente y futuro muy interesantes. Y es que, además, con la situación actual ayudan a personas en situaciones vulnerables para exonerar sus deudas financieras personales.

¿Eres una emprendedora que está sacando adelante un proyecto interesante? ¡Cuentanoslo!

Categorías
Inversión

Quiero invertir en startups por primera vez. ¿Cómo lo hago?

Ante una propuesta tecnológica que nos ha roto todos los esquemas… ¿Quién no ha pensado alguna vez que estábamos ante el nuevo Facebook? Y es que invertir en startups está en auge en nuestro país y, más aún, después de años del boom de Silicon Valley. Cualquier propuesta tecnológica puede acabar convirtiéndose en un éxito y lo sabemos de sobras.

Quizás es el momento de considerar que las startups son la inversión del siglo XXI y una gran alternativa a la posible crisis que vendrá. Así lo comentaba Victor Giné, CEO de Oryon Universal en nuestro blog y que recomiendo encarecidamente su lectura.

¿Qué debería tener en cuenta si quiero invertir por primera vez?

1. Contar con expertos

En la mayoría de ocasiones ocurre que no se dispone de los conocimientos necesarios para lanzarse a invertir, ya que tu actividad profesional puede no estar relacionada con el sector en el que se va a invertir o no te has atrevido hasta el momento. Por lo tanto es muy importante formarse y rodearse de profesionales con experiencia y que entiendan el significado de invertir en startups. Optar por un vehículo de inversión gestionado por una entidad con experiencia contrastada siempre es una buena idea, Oryon Universal ha diseñado diferentes vehículos de inversión, con el respaldo de corporaciones, para invertir de forma segura y eficaz en sectores claves.

La cifra mínima habitual entre inversores o business angels que destinan dinero en una startup es de 10.000 euros, pero se puede empezar con mucho menos, incluso con 100 euros. Cada vez es más habitual iniciarse en el mundo de la inversión en proyectos emprendedores a través de una red de crowdfunding. 

2. Entender la diferencia entre invertir en startups y negocios tradicionales

¿Recuerdas la época dorada de España en la que invertimos en el ladrillo y construimos a un ritmo vertiginoso? Hemos pasado de invertir en sectores como el inmobiliario por su seguridad y rentabilidad a… ¡Dejarnos llevar por iniciativas con mucho potencial y futuro! Aunque puede salir bien o mal. Este es el riesgo real que existe en las startups. Por lo tanto, es primordial entender las diferencias y, sobre todo, que no todo va de números. No sólo estamos invirtiendo en empresas sino que también estamos invirtiendo en capital humano.

3. Valorar correctamente a una startup

Antes de invertir en una startup es necesario conocer el valor de ésta. En las primeras inversiones será complicado entender cómo funciona la valoración de las startups. Seguramente te sonará a chino las valoraciones “pre-money”, “post-money” o conceptos como los múltiplos de EBITDA u otros métodos de valoración. Es crucial definir las condiciones de entrada y salida, ¿qué se va a pedir a cambio y qué se espera conseguir?

4. Visión a medio y largo plazo

En general y salvo excepciones, hasta que una empresa tenga éxito, suelen pasar más de 5 años desde que se fundó. Y más aún si estamos hablando de invertir en las primeras etapas de creación (early stage o seed), por lo que es el momento de mirar a medio – largo plazo y pensar que puede valer la pena. Lo mejor está por llegar.

Es de suma importancia reservar capital para acudir a rondas posteriores, si la inversión inicial queda diluida rápidamente, perderá el beneficio de haber apostado en las primeras fases cuando había mayor riesgo en su inversión.

5. Diversificar

Igual que en los fondos de inversión tradicionales, invertir en startups debe ir acompañado de un plan de diversificación. A más diversificación, menos riesgo. Jamás debería invertirse dinero que sea necesario para el sustento personal: sólo es aconsejable invertir dinero que pueda perderse.

Es interesante invertir en diferentes proyectos, incluso de sectores distintos. Una crisis puede cambiar el panorama global y proyectos que estaban apalancados crezcan de forma súbita y generen mucha rentabilidad de repente (o al revés).

6. Actualidad

Para invertir es imprescindible tomar el pulso de la actualidad durante tu día a día, es decir, saber dónde estamos y hacia dónde vamos. Hace unos años hablábamos del transporte o la venta de productos de segunda mano, como sectores en auge. En cambio, en mayo de 2020, podemos decir que la telemedicina, la educación o la telepresencia, están arrasando. Vivimos en un mundo cambiante y globalizado donde la tecnología está muy presente en cualquier ámbito. ¿Estamos listos?

Categorías
Inversión

¿Qué debemos tener en cuenta para invertir en una startup?

Las startups son negocios escalables, digitales, con potencial de crecimiento, a pesar que tienen alto grado de riesgo y es que no dejan de ser operaciones de capital riesgo. Es un tipo de inversión cada vez más arraigada entre las nuevas generaciones, aunque quizá aún falte más camino en España que en otros países mucho más avanzados como Estados Unidos, China e Israel. Así definía Victor Giné, CEO de Oryon Universal, la situación en una antigua publicación de nuestro blog: la inversión del siglo XXI, la gran alternativa a la crisis.

En Oryon Universal nos implicamos con las corporaciones, los inversores, las startups y les ayudamos a ir un paso más allá. Ignacio Guasch, Scouting, Mentoring & Institutional Relations de Oryon Universal, detalla lo que debemos tener en cuenta para invertir en una startup:

1. Modelos de negocio validados o ideas disruptivas

En nuestra organización nos fijamos en startups que tengan un modelo de negocio validado con los primeros clientes y que hayan desarrollado ventajas competitivas sostenibles. 

También valoramos ideas disruptivas que puedan convertirse en un negocio competitivo con valores diferenciales. Este es el caso de KBOX Sales Tools, basada en el diseño, desarrollo e implementación de sistemas de Inteligencia de Ventas en las empresas, con el objetivo de convertir los datos en visión y conocimiento comercial. O por ejemplo Abogados para tus Deudas, profesionales expertos en la Ley de La segunda Oportunidad, derecho bancario y cancelación de deudas; y, finalmente, Meeting Campus, formación online acreditada en salud. 

2. Métricas o mucho potencial

Básicamente nos fijamos en los indicadores clave de una startup. Entre ellos los usuarios registrados, las descargas de una aplicación en concreto, los clientes que han probado el producto, los clientes activos y el índice de repetición.

En primer lugar deben reflejar un crecimiento sostenido y suficiente durante los últimos meses o un potencial de negocio amplio con un mercado atractivo. Queremos invertir en modelos de negocio que se benefician de la transformación digital de las diferentes industrias. 

3. Buenos equipos 

El equipo es la clave del éxito de un proyecto. Ya lo comentaba Joan Albà, Corporate Relations & Mentoring & Partner Oryon Universal, en una antigua publicación: “es muy importante que el equipo de una startup esté formado por perfiles distintos y que a la vez puedan complementarse”.

Por ello valoramos no solo el proyecto sino a los fundadores y trabajadores clave. Nos importa, y mucho, el talento y también las buenas personas. Recientemente hemos firmado un acuerdo de colaboración con las socias de la Asociación Women Angels for STEAM (WA4STEAM), para invertir más de 1 millón de euros en los mejores proyectos impulsados por talento femenino. Creemos en el factor humano.

4. Visión global

Invertimos en empresas que incorporen en su visión voluntad de crecimiento y de desarrollo exponencial. Con tecnologías escalables de alcance global. Nos gusta la frase “de Barcelona al mundo y del mundo a Barcelona”.

5. Espíritu innovador

Invertimos en startups y en empresas que están desarrollando nuevos mercados, tecnologías o modelos de negocio disruptivos. Últimamente nos estamos fijando en modelos de negocio colaborativos que operan en red, nuevos mercados para dispositivos médicos alrededor de la medicina conectada con el uso del del internet de las cosas, conocido como IoT.