Categorías
Destacados Oryon Universal

Oryon Universal y las socias de WA4STEAM invertirán más de 1 millón de euros en proyectos disruptivos liderados por mujeres

  • Las dos organizaciones aúnan esfuerzos para captar y financiar talento emprendedor femenino

  • Co-invertirán durante un año en startups disruptivas impulsadas por el mejor talento femenino STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Arquitectura y Matemáticas)

  • El acuerdo nace con vocación de continuidad a largo plazo

En situaciones excepcionales, decisiones importantes. Este es el caso de Oryon Universal y la Asociación Women Angels for STEAM (WA4STEAM), que han firmado un acuerdo de colaboración para invertir más de 1 millón de euros en los mejores proyectos impulsados por talento femenino. Esta alianza permitirá a las mujeres emprendedoras encontrar los medios y ayudas para desarrollar sus proyectos profesionales en un entorno incierto, debido a la propagación del coronavirus y sus daños colaterales.

Gracias a esta cooperación, las ideas seleccionadas se podrán incubar y acelerar en el centro de alto rendimiento para emprendedores de Oryon Universal, ubicado en el distrito 22@ de Barcelona. Para Victor Giné, CEO de la compañía, “el acuerdo de colaboración significa dar un paso más allá y permitirá a las dos organizaciones co-invertir en el mejor talento del momento y dar visibilidad a grandes profesionales”.

Regina Llopis, presidenta de WA4STEAM, reflexiona y añade que “la situación actual ha puesto de manifiesto, aún más si cabe, la importancia de invertir en STEAM, el desarrollo del diagnóstico a distancia o soluciones de inteligencia artificial son esenciales para controlar futuras crisis sanitarias y contribuir al bienestar social”, mientras que para Gloria Lorenzo Jorge, cofundadora y líder del comité de Partnerships de WA4STEAM, “el acuerdo con Oryon Universal supone un paso importantísimo en nuestra misión de apoyar a emprendedoras en STEAM” .

A través de una metodología propia, Oryon Universal aportará un equipo de expertos de amplia experiencia profesional, recursos, solvencia económica y una red de conexiones de alto nivel. WA4STEAM, con más de 100 socias aportará su conocimiento del ecosistema emprendedor-inversor femenino y especialización en los campos STEAM, fomentando la co-inversión con el fondo de inversión (corporate ventures) de Oryon Universal, así como ofreciendo su amplia red de scouting.

Acerca de WA4STEAM

WA4STEAM es una asociación sin ánimo de lucro, formada por más de 100 mujeres “business angels” que invierten y apoyan startups en fases tempranas de desarrollo (“seed capital stage”) en áreas STEAM, lideradas por mujeres.

El objetivo principal de WA4STEAM es aumentar el número de mujeres “business angels” y de mujeres emprendedoras en STEAM.

Las socias de WA4STEAM no sólo buscan obtener rentabilidad, sino que aspiran a convertirse en socias estratégicas fomentando futuras líderes y modelos de referencia.

WA4STEAM aspira a ser un grupo de referencia dentro del ecosistema startup ayudando a que proyectos STEAM liderados por mujeres sean rentables. Su objetivo es convertirse en punto de referencia para mujeres “business angels” y emprendedoras y crear una comunidad de mentores y contactos relevantes.

Categorías
Startup

4 lecciones positivas para startups en tiempos de coronavirus

Que las startups son uno de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus y el confinamiento de la población, no es ninguna novedad. Principalmente porque las inversiones han frenado en seco y parece que tardarán meses en recuperarse. Es más, el 20% de emprendedores cree que su proyecto no sobrevivirá si se alarga el estado de alarma, según los últimos estudios. Se trata de compañías que invierten gran parte de sus ganancias en crecer y disponen de poca liquidez.

Sectores como el turismo, las experiencias, los eventos o la movilidad han salido perjudicados, mientras que la telemedicina, educación, fintech, realidad virtual o telepresencia han salido más que reforzados. Incluso con más usuarios y ventas.

En Oryon Universal nos gusta ver el lado positivo de las cosas, siempre que sea posible. Creemos que de una crisis podemos sacar lecciones y, con suerte, reinventarnos. Por este motivo presentamos 4 lecciones positivas para startups en tiempos de coronavirus:

1. Acciones orientadas a generar un impacto positivo durante la crisis, generar marca y responsabilidad social ante un frente común

La mayoría de startups o unicornios no habían prestado, anteriormente, servicios en el sector público, como por ejemplo Cabify, Glovo o Badi. En estos momentos han encontrado formas creativas para estar al lado de los más afectados, como por ejemplo trasladar enfermos al hospital, transportar medicamentos o comida en hogares. O, incluso, en el caso de Badi, reservar 400 habitaciones libres en Barcelona para profesionales del sector sanitario que llegaban a la ciudad para ayudar a combatir el coronavirus.

También ha sido habitual en las startups ofrecer conocimientos gratuitos, eliminando cualquier barrera de pago. Podemos encontrar startups como la catalana Copernic, que es una plataforma de gestión de proyectos y desde el inicio de la pandemia ha ofrecido contenidos gratuitos a clientes. O Polaroo, que ha puesto a disposición de todos los consumidores, autónomos y pymes todos sus servicios de manera gratuita. Su labor: optimizar y unificar los gastos recurrentes de servicios como electricidad, gas, agua o internet.

Asimismo, lo vemos ejemplificado en los webinars, contenido formativo en formato vídeo que se imparte a través de internet, que ha permitido demostrar su experiencia y a la vez reforzar su marca. Ha ocurrido con Happy Force, startup que permite la medición continua y anónima del clima de tu empresa y, en tiempo real. Primordial para estos días. Se han lanzado a ofrecer webinars sobre la transición al teletrabajo, apoyado en un espacio colaborativo para compartir consejos, soluciones y buenas prácticas.  

2. El teletrabajo ha llegado para quedarse

Que una parte de las grandes corporaciones no estaba preparada para afrontar el teletrabajo de sus trabajadores es un hecho constatable y que ha permitido aprender de ello sobre la marcha. Si nos volvemos a encontrar con un rebrote del coronavirus, estaremos más preparados, con planificación y protocolo a seguir. Así lo comentaba en un artículo de Expansión la periodista Montse Mateos: “Trabajar en remoto no es ajeno para los miles de profesionales de grandes compañías, pero éstas se enfrentan a un desafío insólito: gestionar a toda su plantilla en remoto, confinada en sus casas y por tiempo incierto”.

No es el caso, en cambio, de las startups. La mayoría de ellas ya apostaban por el teletrabajo y era habitual conectarse en remoto con los compañeros. Por lo tanto, han podido seguir con el día a día. Lo más preocupante, para ellas, es evidentemente la paralización de las inversiones. No obstante, programadores, diseñadores, ‘marketianos’ o fundadores siguen al pie del cañón. La creatividad no tiene límites, así como tampoco coger aire y reorganizarse. 

3. Transformación digital de la sociedad

La población de más edad y senior se ha digitalizado a marchas forzadas debido a la situación excepcional. Utilizar programas de videollamada, asistencia a formaciones online o tutoriales es cada vez más habitual. Es un público que las startups deberán tener en cuenta y, que en la mayoría de casos, abrirán nuevos horizontes.

Lo comentaba Pau Martí, Legal Manager & Fundraising Oryon Universal, en una publicación sobre la oportunidad que suponía el COVID-19 para el sector legal y la transformación digital. Casos de éxito como Milcontratos.com, para la automatización de contratos, o, incluso, servicios legales online para la población que lo requiere, a través de Abogados para tus deudas, lo avalan. 

Otra iniciativa muy interesante es la de Oriol Segarra, que junto a un equipo ha presentado Subimos Persianas, una plataforma sin ánimo de lucro donde los negocios sin presencia online pueden seguir generando algunas ventas en estos meses difíciles. 

4. Reinventarse y dejar volar la imaginación

Durante estos días escuchamos en los medios de comunicación que estamos ante una crisis que podría ser peor que la de 2008. En Oryon Universal nos gusta hablar de reinvención y adaptarnos a las circunstancias.

Un claro ejemplo es Nannify, que era una app nacida el 2018 que conectaba a “canguros” con familias. Actualmente está experimentando un enorme boom en pleno confinamiento por el coronavirus. Y es que ha reinventado su negocio y ofrece canguros a distancia que dan clases de yoga, programación, guitarra, canto, dibujo o matemáticas, y ha disparado su facturación: este mes va a ingresar lo mismo que en todo el año pasado.

Es más, hablando del mercado internacional y a grosso modo, ¿sabías que el 2008 nacieron startups realmente exitosas como WhatsApp, Instagram, Slack, Airbnb, Pinterest o Uber? Los emprendedores no tenían nada que perder en una situación realmente complicada. Simplemente dejarse llevar y confiar en una idea que cambiaría el juego. Y, por supuesto, que lo ha cambiado.

Categorías
Destacados Inversión

Startups, la inversión del siglo XXI, la gran alternativa a la crisis

Llevamos años y muchas generaciones con una cultura de inversión muy arraigada al sector inmobiliario, invirtiendo en el llamado “tocho” o “toxu”. Son activos inmuebles que generan seguridad por su tangibilidad, su revalorización (cada vez menor) y su rentabilidad en su explotación. Un tipo de inversión que genera confianza y que culturalmente nos han enseñado e inculcado que uno normalmente gana, es seguro. Invertir en un piso era una prioridad generacional.

Era o es para muchos un tema cultural sí, un tipo de inversión de las muchas que existen, que por confianza y “conocimiento”, muchos se atreven a ejecutar. Según en qué generaciones es muy complicado salir de este tipo de operaciones y abrir la mente a otro tipo de inversiones. Pero “this is Spain, not the real market”.

Desde mi punto de vista, una de las inversiones más atractivas que viene en esta nueva época o generación, etapa, generación digital, con crisis o sin crisis, es el sector Internet o digital, el sector “startupero”. Cuando hablo de oportunidades incluso en épocas de crisis, hago referencia en que en toda crisis surgen oportunidades de negocio, nichos de mercado que cubren necesidades y más cuando hablamos de Internet donde todo es posible.

En nuestro caso, desde Oryon Universal, proyectos como Abogados para tus deudas (ley de segunda oportunidad) o Meeting Campus (formaciones y congresos de médicos online) son oportunidades enormes ante la crisis que se avecina. Su potencial crecimiento está siendo espectacular.

inversión en startups

Las startups son negocios escalables, digitales, con potencial de crecimiento, a pesar que tienen alto grado de riesgo y es que no dejan de ser operaciones de capital riesgo. Es un tipo de inversión cada vez más arraigada entre las nuevas generaciones, culturalmente ya lo estamos implantando, aunque quizá aún falte más camino en España que en otros países mucho más avanzados como Estados Unidos, China e Israel.

“Inversores inmobiliarios que descubren la gran oportunidad de invertir en startups”

Cada vez más inversores sin conocimiento del sector digital se animan a diversificar en este sector. Los motivos son varios:

  • – El primero, aprender del sector desconocido.
  • – El segundo, diversificar y buscar la escalabilidad y gran tracción con alguna de las invertidas.
  • – El tercero, ayudar a jóvenes emprendedores, buscando alternativas de inversión con alta escalabilidad.

Empezamos a ver los “primeros pinitos” con personas que nunca habían invertido en este sector.

A pesar de ello, considero que, para realizar una inversión diversificada, es muy importante el asesoramiento de una gestora o ente profesional. La clave del éxito es la diversificación y ha de ser una diversificación en varias operaciones bien seleccionadas y filtradas.

“El capital riesgo, el arte de saber invertir en startups diversificando de manera adecuada”

Es de vital importancia conocer este sector, conocer las fórmulas de diversificación (clave en este sector) a la hora de invertir capital. Diversificar en muchas operaciones ante el alto grado de fracaso en las startups.

Invertir en varias operaciones para traccionar mucho en algunas pocas. Y es que de cada 10 operaciones 2 traccionan, 4 se estancan y 4 fracasan. Encontrar las que traccionan fuerte es lo que todo inversor busca, lo que pocos encuentran.

“Nuestro método, el factor diferencial”

Nuestro método es realizar un scouting y captación de talento en fases tempranas, acompañando en la ejecución del proyecto al emprendedor y conectando la startups con medianas y grandes corporaciones (nuestro partner estratégico que aporta mercado). Tras un exhaustivo “scouting” de emprendedores/startups, filtramos proyectos con alta escalabilidad y potencial (siempre con acuerdos estratégicos con medianas y grandes corporaciones que co-invierten con nosotros).

Buscamos emprendedores con talento, más que ideas perfectas. Tras encontrar un buen equipo con una gran idea, financiamos, acompañamos e impulsamos a la startup en todos los procesos de maduración y con una acompañamiento permanente en su ejecución.

También creamos startups para corporaciones a medida, desde cero, tras identificar una vertical o necesidad.

“Las corporaciones aportan mercado, las startups ideas”

Las corporaciones también tienen una necesidad absoluta de reinventarse, de digitalizarse, de ser competitivas y adaptarse a las nuevas tendencias y tecnologías. Y es que estamos ante constantes cambios tecnológicos, sociales y culturales. Lo vemos en estos momentos con la crisis del coronavirus. Empresas que se adaptan, que se reinventan. Unas cierran y otras se están haciendo millonarias. ¡Vaya paradigma!

“El capital riesgo, el arte de saber invertir en startups diversificando de manera adecuada”

Por medio de nuestros 3 fondos de inversión (Oryon Revolución 4.0, Oryon Health, Oryon Sostenibility RSC) tratamos de diversificar inversiones en startups con potencial, pero nuestros ratios de éxito varían de manera sustancial con la co-inversión con la mediana y gran corporación. Muchas de las startups que se estancan son adquiridas por las corporaciones, entrando en el consolidado corporativo, realizando una venta estratégica. Las startups que traccionan fuerte pueden ser vendidas a corporaciones o fondos de inversión con mayor potencial. Son éstas las que nos generan la rentabilidad atractiva del fondo.

Oryon Universal edificio

Oryon Universal, tu vehículo para invertir y diversficar en startups

Animamos a todos los que quieran unirse a nuestro ecosistema de inversión, que busquen una gestora profesional de inversión, que comiencen a diversificar en operaciones filtradas, a buen precio y con alto potencial de escalabilidad. Viene una nueva época digital, con un nuevo concepto de empresa y con una fuerte cultura emprendedora, tenemos que adaptarnos a lo que hoy YA es el futuro.